Archivo de Público
Lunes, 14 de Marzo de 2011

Kan dice que la planta nuclear de Fukushima sigue en un estado "alarmante"

EFE ·14/03/2011 - 07:30h

EFE - Imagen de televisión cedida por la cadena ABC 24 horas y transmitida en directo, en la que se aprecia el humo saliendo de la planta nuclear japonesa de Fukushima.

El primer ministro de Japón, Naoto Kan, admitió hoy que la planta nuclear de Fukushima -donde al menos dos de los seis reactores sufren problemas de sobrecalentamiento- sigue en un estado "alarmante" tras el terremoto del viernes.

El nivel de radiación en la central volvió a superar esta mañana el límite legal, según anunció a primera hora de la madrugada la operadora, Tokyo Electric Power (TEPCO), según la agencia Kyodo.

La radiación en los alrededores de la planta llegó hasta los 751 microsievert, por encima de los 500 recomendados.

Esa cifra es menor que el máximo de 1.577 microsievert registrado ayer en Fukushima pero alta para el ser humano, que habitualmente se ve expuesto a 1.000 microsievert durante un año entero.

TEPCO señaló que sus técnicos continúan inyectando agua salada en los reactores 1 y 3 de la planta para enfriarlos y evitar que se funda el núcleo, y en las últimas horas no se han detectado cambios en los niveles del líquido y su presión dentro de los contenedores.

Desde el seísmo y posterior tsunami, se trabaja contra el reloj para atajar el sobrecalentamiento de los reactores al fallar el sistema de refrigeración, en medio del temor a que se produzca una fusión del núcleo.

La situación es confusa desde que el sábado ocurrió una explosión en la planta 1 de Fukushima.

El portavoz gubernamental nipón, Yukio Edano, reconoció ayer la posibilidad de otro estallido en el recipiente secundario de contención del reactor 3 por la acumulación de hidrógeno, aunque no causaría daños graves.

Las autoridades insisten en que no hay ningún dato que confirme un proceso de fusión del núcleo, sólo una posible "deformación" del mismo.

Un total de 180.000 residentes han sido evacuados en un perímetro de 20 kilómetros en torno a la central y al menos 37 personas se han visto expuestas a la radiactividad.

Todas las plantas nucleares en las zonas afectadas -11 del total de 51 repartidas por todo el país- están paradas desde el viernes.

Además de Fukushima, también hay problemas en los sistemas de refrigeración de las centrales atómicas situadas en las provincias de Onagawa y Tokai, ésta última a solo 120 kilómetros de distancia de la capital.