Archivo de Público
Lunes, 14 de Marzo de 2011

"Represento al Barça, no hablo de árbitros"

Guardiola recuerda el potencial del Madrid y la dificultad de ganar las Ligas

NOELIA ROMÁN ·14/03/2011 - 01:00h

Messi conduce el balón en presencia de Cáceres. getty

Calentaban los jugadores del Barcelona sobre el césped del Sánchez Pizjuán, y Bojan, enfundado en su chándal, también sobre la hierba, se pegaba el móvil a la oreja, daba vueltas sobre sí mismo y charlaba. Lamentaba, tal vez, no estar en el once inicial previsto por Pep Guardiola. Recordaba, quizá, su última actuación en la capital hispalense, en el penúltimo partido de Liga, y aquel segundo gol con el que contribuyó a una victoria (2-3), definitiva para celebrar el campeonato.

Deseaba, seguro, el delantero tener una nueva oportunidad de reencontrarse con el gol y apaciguar así esa ansiedad que, dicen, le ha atormentado durante sus tres meses de sequía. Se la ofreció la recaída de Pedro y su pronta retirada del campo, cuando ni siquiera se había disputado un cuarto de hora del encuentro. Y, esta vez, Bojan no la desperdició.

Aunque las formas no fueran las más ortodoxas. Aunque su manera de acompañar hasta el fondo de la red el balón, que había salido de los pies de Alves y antes de los del inefable Iniesta, fuera casi a trompicones. "Nos vale con cualquier cosa", dijo Andoni Zubizarreta. "Ha protegido el balón porque ya entraba", abundó el secretario técnico del conjunto azulgrana.

A Bojan también le valió. Celebró su gol, el cuarto en la Liga y el quinto del curso, con un mucho de alegría y un algo de desquite. "Era un partido importante y hacer el primer gol tranquiliza. Le viene bien al equipo y seguro que le viene bien también a él porque, por más que les digas que su trabajo nos ayuda, los delanteros quieren goles", convino Zubizarreta. "Lo de Pedro es una pena, pero Bojan, además, nos ha ayudado mucho: nos ha dado profundidad y nos ha ayudado en defensa", abundó, superados los minutos de incertidumbre que le había hecho pasar Messi.

Al filo del descanso, la rodilla del argentino había topado con Varas y el golpe había dejado al máximo goleador del Barça tendido sobre el césped, tremendamente dolorido y un poco mareado. "Ha sido sólo un golpe", diagnosticó el doctor Ricard Pruna. Mascherano se acercó a su compatriota y le ayudó a ganar el túnel de vestuarios.

La Pulga había visto, en el inicio del encuentro, cómo el árbitro le anulaba un precioso gol de libre directo por falta en ataque de Busquets. Buscó resarcirse. "No he entendido por qué ha anulado ese gol", aseguró Zubizarreta sin más. "Al entrenador del Barça no le toca valorar ese tipo de acciones", señaló más tarde Guardiola. En su partido número 1000 al frente del equipo azulgrana, el técnico quiso marcar distancias con Jose Mourinho."Ahora menos que nunca aprovecharé para dar un golpe en la mesa; ahí abajo pasan muchas cosas. Soy un entrenador que represento a una institución como el Barcelona y los árbitros siempre salen a hacerlo los mejores arbitrajes posibles", aseguró el técnico.

Ninguno de sus jugadores se desvió un ápice de su discurso. "Yo ni mucho menos le toco, pero me imagino que el árbitro habrá visto falta. No le juzgaré, ganemos o perdamos es cosa nuestra", aseguró Busquets. "Si nos va bien, es culpa nuestra, y si no, también. Nunca vamos a opinar sobre el árbitro. Tomó la decisión que tomó, es la que hay y, equivocada o no, hay que apechugar", coincidió Alves.

El empate, que dejó al Madrid a cinco puntos de los muchachos de Guardiola, truncó la racha de triunfos del técnico azulgrana ante el Sevilla. La mini liga anunciada por Guardiola antes de llegar al Bernabéu comenzó con un pequeño revés para el Barça,que el técnico relativizó: "Cuesta mucho ganar las ligas. No podemos pensar que estaremos a 12 puntos del Madrid, que tiene tanto poder en todos los sentidos".

"Hemos recogido demasiado poco para lo mucho que hecho en el primer tiempo, pero la salida de Kanouté les ha dado la pausa que no tenían y han aprovechado su gran virtud, que es el contraataque. En global, estoy muy satisfecho teniendo en cuenta la exigencia del partido de Champions", añadió Guardiola. Gregorio Manzano celebró: "El empate satisface porque a este equipo es muy difícil ganarle".

Noticias Relacionadas