Archivo de Público
Lunes, 14 de Marzo de 2011

Nueve en corto o nueve en largo

El casi seguro regreso de Cristiano ante el Lyon obliga a Mourinho a elegir entre el inspirado Benzema o Adebayor

LADISLAO JAVIER MOÑINO ·14/03/2011 - 08:30h

Benzema celebra uno de sus dos goles ante el Hércules, perseguido por Adebayor. efe

En Santander, Benzema rompió con una estadística que explica el monopolio rematador de Cristiano. Por primera vez, un jugador del Real Madrid que no era el portugués alcanzaba los seis remates a puerta. Cristiano había alcanzado y superado esa cifra en 22 de los 26 partidos de Liga que había disputado antes de caer lesionado. Una estadística que refleja su voracidad rematadora. En Riazor llegó a chutar a puerta hasta en 26 ocasiones. Nadie en la plantilla que maneja Mourinho se aproxima, ni de cerca, a esos registros.

Ante el Hércules, Benzema volvió a rebasar esa cifra rematadora que era exclusiva del delantero portugués: ocho remates para dos goles. Ante la ausencia de Cristiano, Benzema ha tomado el mando del ataque. Lo ha hecho con sus características, que dibujan a un futbolista de clase en el área y fuera de ella. "Mourinho ha trabajado bien en mi cabeza", reconoció el delantero francés al término del partido del sábado.

"Decides por uno o por otro en función del partido", dice Mourinho

Ante el Racing y el Hércules, Benzema estuvo más participativo que su competidor Adebayor. Con los dos en el campo, el francés se ha mostrado como un delantero para construir y finalizar. El togolés, en cambio, se ha definido como un futbolista complementario, como un jugador para un recurso, un especialista: el balón largo y el juego aéreo. Desde el área técnica, Mourinho le insistió el sábado en la necesidad de buscar la espalda a los centrales. Era el delantero más avanzado y se dedicó más al trabajo de zapa que a la intervención directa en el juego. Adebayor remató cuatro veces, la mitad que Benzema.

En el horizonte está el Lyon y el debate de quién jugará. El sábado, por segunda vez consecutiva, formaron pareja de ataque. El regreso de Cristiano el miércoles romperá esa dupla. Hasta el momento, las elecciones de Mourinho por uno u otro han tenido que ver con el tipo de partido que intuye. "Cuando tienes dos delanteros centros disponibles puedes decidir poner uno u otro en función del partido", ha explicado Mourinho cuando se le ha preguntado por la carrera que uno y otro mantienen por ocupar un puesto en el once titular.

Con los dos en el campo, el Madrid puede ofrecer distintas salidas a sus centrocampistas. Benzema, casi siempre en corto para buscar paredes, y Adebayor, la mayoría de las ocasiones, en largo.

"El técnico ha trabajado bien en mi cabeza", asegura el delantero francés

En Lyon, el elegido fue Adebayor porque a priori respondía mejor a las características del duelo y del rival. En los partidos de altura táctica, cuando Mourinho prevé dificultades en la salida de balón de su equipo, tiende a simplificar el juego ofensivo. No quiere riesgos con una elaboración excesiva. En Gerland, Adebayor fue el foco principal de ese fútbol más directo. Entre patadas largas, saques de banda y despejes orientados, sus compañeros le buscaron en una treintena de ocasiones. En Santander y ante el Hércules estuvo menos activo con el balón que Benzema. En alguna ocasión se le vio desesperar porque no le llegaba el cuero. La mayoría de las veces que entró en contacto con la pelota fue con juego directo. Estrelló un balón en el larguero tras uno de esos pases largos que justifican su fichaje. La decisión que tome Mourinho definirá el estilo ante el Lyon. Aulas, el presidente del club francés, se atrevió a aventurar a un Mourinho conservador: "Estoy seguro de que Mourinho jugará para empatar a cero".

Por otra parte, Morata, el cuarto delantero en discordia para Mourinho, se tuvo que retirar lesionado en el derbi de filiales que se disputó ayer en Valdebebas. El Castilla se impuso 4-3 al Atlético, con un gol de Morata.