Archivo de Público
Lunes, 14 de Marzo de 2011

"Explicar la reforma de las pensiones al PSOE ha sido difícil"

Jesús Caldera. Diputado socialista. Plantea en un libro las claves para el cambio del modelo productivo que pivotan en torno a la aplicación de una igualdad efectiva

B. CARREÑO ·14/03/2011 - 08:00h

Jesús Caldera, en un vestíbulo del Congreso. Dani pozo

Jesús Caldera (Béjar, 1957) fue ministro de Trabajo en la legislatura de mayor esplendor para el empleo en democracia. Ahora publica un libro (Un tiempo para la igualdad, ed. Turpial) repasando las principales políticas sociales que se forjaron en aquella época. Compagina su labor como diputado por el PSOE con la vicepresidendencia de la Fundación Ideas. Zapatero le ha encomendado ser el negociador en el Congreso de la reforma de las pensiones.

Su libro repasa las grandes políticas de la anterior legislatura. ¿Qué quedó por hacer en materia social?

"El empleo temporal no justificado es aún muy alto por razones culturales, no de normas"

Siempre quedan cosas. Me hubiera gustado reducir la precariedad laboral todavía más. Se creó mucho empleo, pero el temporal no justificado es aún muy alto por razones culturales, no de normas. De no ser por el capital social acumulado, la exclusión social y las desigualdades hubieran aumentado en esta crisis.

¿No hubiera sido el momento para la racionalización de los horarios?

La Ley de Igualdad facilitó que se pueda exigir a la empresa la adaptación del horario a las necesidades del empleado, con una sola excepción: si altera la organización productiva de la empresa. No ha tenido trascendencia porque está alejado de la cultura española, no se le ha dado prioridad en la negociación colectiva y quizá puede haber temor a represalias por parte de la empresa. El mejor modo de racionalizar recursos, ahorrar energía, ganar competitividad y acomodarnos a la economía del futuro es racionalizar los horarios. Le insto al Gobierno a que lo haga, a que lo haga con más fuerza todavía. Hicimos el esfuerzo sin grandes resultados.

"El mejor modo de ahorrar energía y ganar competitividad es racionalizar los horarios"

Tendrían que dar ejemplo los políticos.

Nunca me quedaba en el Ministerio después de las 7 de la tarde, lo que no has hecho a esa hora Me gusta estar con mi familia, ir al gimnasio, hacer deporte, andar, ver una buena película, leer un buen libro los políticos somos gente normal. Esta crisis es una gran oportunidad para racionalizar mejor nuestras actitudes. Si una empresa cierra a las 6 y utiliza la hora del almuerzo, consume mucha menos energía.

¿La crisis ha echado el freno a algunas políticas sociales?

"Cuando pasen ocho años de la aplicación de la Ley de Igualdad, habrá que hacerla obligatoria"

No lo veo así. Tengo una evidencia empírica que son los datos de la UE. España ha incrementado su gasto social entre 2004 y 2008 en 73.000 millones de euros y después apenas lo ha reducido un poquito y en el capítulo improductivo.

¿Y los planes de igualdad en las empresas?

Se ha avanzado, pero no lo suficiente. La crisis no tiene nada que ver... Cuando pasen ocho años de la aplicación de la Ley de Igualdad, si no se han cumplido esos objetivos, habrá que hacerlos obligatorios. Los países más competitivos tienen mejores políticas de igualdad y las empresas más productivas son las que están dirigidas por mujeres, en el mundo capitalista, en la economía de mercado. Invertir en igualdad es invertir en productividad.

¿Qué se puede hacer en términos de igualdad con los contratos temporales?

Algunos están justificados, pero es la parte no justificada la que nos quita el sueño. En la reforma de 2006 introdujimos una cautela que lamentablemente no dio mucho resultado, por la que si un trabajador está trabajando 24 meses en un periodo de 30 en la misma empresa, se consideren los contratos como indefinidos. La reforma laboral ahonda en este punto, esperemos que dé resultados.

¿Cómo se posiciona en el debate de salarios y productividad?

Lo que dicen los fundamentalistas del mercado, los cien y otros, no tienen razón. En España, la productividad no ha crecido tanto como la media europea pero porque este es un país que necesitaba generar mucho empleo. Soy partidario de seguir con el modelo actual, pero es verdad que la negociación colectiva tiene que ser flexible. Necesitamos un sistema más ágil para que cuando las cosas vayan mal se pueda reaccionar. Estoy de acuerdo en la moderación salarial, pero también en la empresarial, en que los beneficios empresariales se reinviertan.

¿Lamenta ver cómo se han perdido las cifras de empleo de su mandato?

Podemos volver a eso si aplicamos el cambio de modelo productivo. Una vez que mejore el rendimiento de la economía, mi propuesta es seguir utilizando recursos a innovación, igualdad y educación dinámica, que tiene un efecto multiplicador. Estoy más preocupado por el éxito del cambio de modelo productivo que por la reducción de la tasa de desempleo. La tasa se reducirá rápidamente si acertamos en el cambio de modelo productivo.

¿Está en riesgo de alguna forma la Ley de Dependencia?

El Gobierno ha mantenido sus compromisos. No tanto algunas comunidades autónomas. Esta ley tiene cuatro grandes propósitos: la protección social, la igualdad, evitar la soledad y un yacimiento de empleo. Me preocupa que haya más ayudas económicas y menos prestación de servicios, que es lo que genera más empleos. Habrá que equilibrar este punto en el futuro, aunque exige más inversión.

El envejecimiento presiona la calidad de las prestaciones sociales.

Hay que saber organizarse. No creo que haya finalizado la expansión del modelo de bienestar. Tenemos que universalizar las escuelas de 0 a 3 años, que además generará más empleo. Para mejorar el modelo de bienestar, hay que incrementar la población activa y ocupada. A largo plazo, trabajar tendrá que ser una obligación.

¿Cómo ha sido explicar la reforma de las pensiones en el PSOE?

Es difícil, no es fácil. Mejor dicho, es difícil en la superficie, es fácil en lo hondo.

Hay compañeros socialistas que dicen que durmieron mal con la reforma laboral.

Quien se pronuncie así no entiende el sentido de la misma porque la reforma laboral genera confianza. Reducirá una parte muy importante de la temporalidad no justificada. La reforma generó en su momento incomprensiones pero se va entendiendo mejor.

¿Qué tal va la negociación con los grupos?

Comenzará en abril. Hay una geografía muy amplia de consenso. Está bastante encauzada por el acuerdo económico y social. Los grupos tienen voluntad positiva porque es un problema estructural que debemos resolver todos juntos.

¿Se podrían deshacer recortes en próximas legislaturas?

Los funcionarios en España no han perdido poder adquisitivo si se coge un periodo más largo, aunque soy partidario de que recuperen el recorte. Y en políticas sociales también, aunque no sé si con la fórmula del cheque bebé. Hay que utilizar el gasto social como dinamizador de la economía. Se puede conseguir con muy poca inversión efectos multiplicadores.