Archivo de Público
Domingo, 13 de Marzo de 2011

Kan pide ayuda al presidente de Toshiba para controlar la planta nuclear

EFE ·13/03/2011 - 07:39h

EFE - Vista de los daños en el edificio del reactor número uno tras la explosión en la planta nuclear de Kukushima (Japón). El nivel de radiación que desprende esta central nuclear superó hoy el límite legal permitido, según anunció la empresa operadora Tokyo Electric Power (TEPCO).

El primer ministro de Japón, Naoto Kan, pidió hoy ayuda al presidente de la empresa Toshiba para controlar la situación en la central nuclear de Fukushima, donde los niveles de radiactividad se han disparado tras el terremoto del viernes.

El grupo tecnológico Toshiba es el fabricante de los reactores de agua a presión (PWR, siglas en inglés) que funcionan en la central de Fukushima (noreste de Japón) y sufren importantes problemas en sus sistemas de refrigeración a causa del seísmo.

Según la agencia local Kyodo, Kan pidió al presidente de Toshiba, Norio Sasaki, que el grupo haga todo lo posible para contener la emergencia en la central de Fukushima, a unos 270 kilómetros al noreste de Tokio.

El terremoto del viernes, que alcanzó 9 grados en la escala abierta de Richter, paralizó once centrales de energía nuclear del noreste de Japón y dañó seriamente la planta 1 de Fukushima (conocida como Daiichi), donde se han disparado los niveles de radiactividad.

Cerca de 180.000 personas han sido evacuadas en la zona, donde la radiactividad ha llegado a 882 microsievert a la hora, por encima del límite recomendado de 500, en medio de informaciones sobre un proceso de fusión del núcleo en uno de los reactores.

La fusión del núcleo de los reactores es un proceso que desprende elevadas cantidades de radiactividad.

Según Kyodo, pese a las evacuaciones masivas al menos 22 personas se han visto expuestas a la radiactividad.

El temblor del viernes dañó los sistemas de refrigeración de seis reactores en las plantas 1 y 2 de Fukushima, situadas a unos diez kilómetros la una de la otra, que los empleados tratan de enfriar liberando vapor de forma controlada y con agua marina y ácido bórico en el recipiente primario de contención.

Ayer, tuvo lugar una explosión en la planta 1 que hirió a cuatro personas, pero según las autoridades niponas no ocurrió en un reactor.

En medio de esta situación, el Gobierno pidió hoy a las grandes empresas que limiten su uso de electricidad para evitar cortes importantes en el suministro.

Muchos de los grandes fabricantes nipones con plantas en las zonas afectadas, como Nissan, Honda o Toyota, han paralizado su producción en Japón.

También Mitsubishi Motors e Hino Motors anunciaron hoy la suspensión temporal a partir de mañana, lunes, de la producción en sus plantas de Japón ante los problemas con el suministro de piezas tras el terremoto.