Miércoles, 3 de Octubre de 2007

China celebra el festival musical alternativo en la Montaña Nevada del Dragón de Jade

Agencia EFE ·03/10/2007 - 12:22h

Agencia EFE - China celebrará del 4 al 6 de octurbre el festival musical alternativo en la Montaña nevada del Dragón de Jade, en la imagen. EFE

China celebra este jueves por segunda vez y con cinco años de paréntesis el festival de música alternativa "Snow Mountain Music Festival", catalogado como el "Woodstock" chino y el único de gran calado que se celebra al pie de los montes Himalaya.

Este año y por primera vez participa un grupo de música del mundo europeo, Terrae Ignota Gharana, que cuenta con miembros mexicanos, españoles, macaenses, portugueses y estadounidenses.

La Montaña Nevada del Dragón de Jade (Yulong Xueshan), de 5.596 metros de altitud, fue escenario en 2002 del primer concierto multitudinario del padre del rock chino, Cui Jian, bajo la lluvia, tras 13 años de prohibiciones por su protagonismo en Tiananmen y lejos del epicentro del poder comunista que es Pekín.

"Sí, han pasado cinco años. En realidad, cada año hemos intentado organizarlo, pero faltaba dinero y parecía que el entorno no estaba maduro", declaró a Efe Song, responsable de prensa de la organización del festival, al referirse a las reticencias oficiales.

"Cui Jian fue el director del primer festival. Esta vez nos ha dado mucho apoyo. Actuará sin cobrarnos, considerando nuestra falta de presupuesto", explica la joven al referirse al venerado artista, que en 2003 regresó a los escenarios pequineses.

"Insistiendo, hemos conseguido el apoyo del gobierno local. Nos gustaría que el concierto se convirtiera en una famosa marca (de música folk) en (la ciudad de) Lijiang", agregó Song.

Más de 10.000 personas asistieron en 2002 al mayor concierto hasta entonces de música rock y "underground" de la historia de China, en un ambiente de libertad y aperturismo que llevó a calificar el evento como el "Woodstock" chino, en referencia al famoso concierto de Bethel (Nueva York) de 1969.

Los organizadores esperan esta vez triplicar la cifra: "Calculamos que pueden acudir hasta 30.000 personas al concierto", explica Song.

Sin embargo, en su segunda edición, el Snow Mountain Music Festival (Festival de Música de la Montaña Nevada, un monte sagrado de la provincia suroccidental de Yunnan, fronteriza con Tíbet, Birmania y Laos), los organizadores han descartado propuestas demasiado contraculturales como el rap, el punk y el hip-hop.

"No es que creamos que no sean buenos, sino que dentro de China ya se celebran varios festivales que incluyen a estos grupos", explica la organización.

Por este motivo, además de grupos tradicionales de "la movida pequinesa", como Rosas de Segunda Mano (Ershou Meigui), el grunge de Xie Tianxiao, Glamourosa Farmacia (Meihao Yaodian) o los neo-folk Así habló Confucio (Zi Yue), participarán numerosos grupos de folk locales y del resto de China, como Hanggai, Huan Qing o He Wenguang.

Tonadas de inspiración tibetana, como las de la artista local Zhu Zhe Qin (Dadawa), se combinarán con el funk de People Funk o el hard-rock de los míticos Muma.

El propio Cui Jian será la perla del festival y actuará la primera de las tres noches de conciertos, mañana miércoles.

Muchos de estos grupos clandestinos contaban en sus inicios con un reducido público en un país dominado por el canto-pop, pero gracias a la astucia de las autoridades chinas, fueron emergiendo hasta eventos oficiales apoyados por el propio Gobierno y hoy cuentan con una gran minoría de jóvenes seguidores.

Lijiang, patrimonio de la humanidad, es uno de los principales centros turísticos del gigante asiático, pero también congrega a lo más florido de la cultura alternativa china en busca de una identidad étnica.