Archivo de Público
Domingo, 13 de Marzo de 2011

Rajoy pide al PP de Asturias que "no sea noticia" por la corrupción

Obvia su amparo a los imputados de Valencia. Hace un llamamiento a la unidad del partido tras la fuga de Cascos

MARÍA DÍAZ ·13/03/2011 - 00:00h

El líder del PP, Mariano Rajoy, ayer, durante su intervención en Gijón. - ELOY ALONSO

El líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer en Gijón que cuando ocupe la Moncloa quiere tener en Asturias un "Gobierno moderado, con el que se pueda dialogar, de gente normal, que no despilfarre y que no sea noticia por acontecimientos de corrupción". Rajoy, que se estrenó en el Principado en un mitin junto a la candidata a la presidencia autonómica, Isabel Pérez-Espinosa, se refería a la supuesta trama de adjudicaciones ilegales destapada en la Consejería de Educación cuando su máximo responsable era el socialista José Luis Iglesias Riopedre, actualmente en libertad bajo fianza de 100.000 euros, caso en el hay otras cuatro personas imputadas.

No obstante, como viene siendo habitual en sus intervenciones públicas, el presidente del PP eludió hacer la más mínima referencia al caso Gürtel, por el que está imputado por recibir sobornos, entre otros, el president de la Generlitat Valenciana, Francisco Camps. Al contrario de lo que quiere para Asturias, el País Valencià sí es noticia, casi a diario, por lo que él llamó "acontecimientos de corrupción".

El viernes se conocía, precisamente, que una resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad valenciana reactivaba la investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP valenciano.

Rajoy obvia el caso 'Villa Magdalena', que salpica al alcalde de Oviedo, del PP

La Brigada de Blanqueo de la Policía ha destapado la doble contabilidad que llevaba el partido, con pagos en "A" y en "B". En mayo de 2010, Hacienda concluyó que el PP había ocultado al fisco 2,5 millones en las elecciones de 2007. Y por último, en julio de 2010, otro informe policial descubrió el pago en negro de 846.000 euros durante 2008 a Orange Market la empresa de la trama en Valencia, dinero destinado a saldar gastos electorales de los conservadores. La mitad de esta cantidad la abonó el propio PP y la otra mitad, las tres empresas con más adjudicaciones públicas de la Generalitat valenciana.

Escándalo urbanístico

Tampoco hizo mención Rajoy a la investigación del Tribunal de Cuentas y la Fiscalía Anticorrupción en el Ayuntamiento de Oviedo, gobernado por el conservador Gabino de Lorenzo, por el caso Villa Magdalena, un escándalo urbanístico por una expropiación irregular con un desfase de casi 52 millones de euros entre lo que fijó el consistorio y lo que reclama el expropietario.

El motivo de la visita de Rajoy era el de apoyar a su candidata a la presidencia del Principado. Han pasado poco más de dos meses desde que Isabel Pérez-Espinosa fuese la elegida frente a Francisco Álvarez-Cascos, que abandonó el PP y ahora lidera Foro Asturias. La expectación era máxima.

"Gran partido de centro"

En el Teatro de la Laboral a rebosar, la sombra del exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar planeó en todas las intervenciones. Fue el protagonista ausente.

En un llamamiento a la unidad interna, el líder del principal partido de la oposición insistió en que el PP es "el gran partido del centro y la derecha", el que puede defender los intereses de Asturias en España y en Europa. Por eso, ante la sangría de militantes que está habiendo en el PP en favor de Foro Asturias, hizo un llamamiento a los asistentes: "Integraos aquí, porque el PP es la garantía de futuro de Asturias y España". "Nadie puede hacer nada solo", insistió al volver a pedir respaldo para Pérez-Espinosa.

La sombra de Aznar planeó en todas las intervenciones

En su turno, la candidata tampoco evitó alusiones veladas a Cascos. Dijo que el PP "está más vivo, más unido y más fortalecido que nunca". Y especificó que no estaba aludiendo a un requisito de edad, "sino a una nueva ilusión, compromiso y experiencia necesaria" para llevar adelante el proyecto. Hay que recordar que a Cascos lo descalificaron llamándole sexagenario.

También, en alusión a Álvarez-Cascos, la candidata de los conservadores para el Principado sostuvo que "orgullo de ser asturiano lo tenemos todos".

La más dura en su intervención fue Pilar Fernández Pardo, enfrentada desde hace años al exministro de Fomento de José María Aznar. La diputada y candidata a la alcaldía de Gijón no citó a nadie expresamente. Pero disparó. "El tiempo ha colocado a cada uno en su lugar [...] aquellos que no aceptaban el resultado democrático de los congresos ya ni siquiera forman parte del proyecto del PP". Ninguno de los presentes en esta acto de apoyo a Espinosa tuvo duda de que se refería al candidato de Foro Asturias.