Archivo de Público
Domingo, 13 de Marzo de 2011

Los votantes ven al PSOE escorado a la derecha

La percepción de que los socialistas se han desplazado hacia posiciones liberales es mucho más acusada entre los ciudadanos que se declaran inequívocamente de izquierdas

CAROLINA MARTÍN ·13/03/2011 - 08:00h

PÚBLICO/ MARTA JARA - José Luis Rodríguez Zapatero, en la Moncloa.

La imagen ideológica del PSOE está tocada socialmente. Sobre todo entre los ciudadanos que se consideran de izquierdas, que han empezado a situar al partido más a la derecha que nunca en las dos últimas legislaturas de José Luis Rodríguez Zapatero. Esta sensación comenzó a hacerse patente después de los recortes de mayo de 2010, para reducir el déficit público, y de las reformas acometidas por el Gobierno. La cuestión es saber si este deslizamiento es real y si influye en la pérdida de apoyos de los socialistas que reflejan los sondeos.

Los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) apuntan hacia esa derechización del PSOE. En octubre de 2010, los encuestados ubicaban a la formación en el 4,17 de la escala ideológica izquierda-derecha (el 1 es la extrema izquierda y el 10, la extrema derecha), si bien un año antes lo percibían en el 3,97. El desplazamiento se acentúa entre los ciudadanos consultados que se consideran más progresistas. Estos pasaron de ubicar al PSOE a la izquierda, con una media del 4,02, al centro con un 5,07 en el mismo periodo de tiempo.

"Este sería el segundo movimiento a la derecha del PSOE2, dice un politólogo

Estas pequeñas diferencias son relevantes, según explican la mayoría de los expertos consultados. Principalmente porque, según señala el profesor de Ciencia Política de la Universidad de Valencia Pablo Oñate, la escala ideológica es un indicador muy estable: "Esas décimas son un síntoma de que los ciudadanos ven que el PSOE se ha escorado con las políticas adoptadas porque no son progresistas". Ahora bien, apunta que es importante observar si se neutraliza esta tendencia en los próximos meses o no.

Este análisis admite matices. El catedrático de Ciencia Política Mariano Torcal, de la Universitat Pompeu Fabra, pone de relieve que ese cambio "no es significativo" en cifras globales. Aunque destaca que el grupo situado en la extrema izquierda sí percibe esa derechización. No obstante, subraya Torcal, "en este grupo se sitúan sólo algunos votantes del PSOE. Su nicho electoral está en el centro-izquierda". Es decir, los ciudadanos que se sitúan en esta escala ideológica entre el 3 y 4 , que es el electorado natural de los socialistas. Otros expertos consultados recuerdan que la extrema izquierda y el centro completan el apoyo al Partido Socialista. Y que, en ocasiones, son determinantes.

Un doble problema

Los socialistas se marcan como objetivo «recomponer su espacio electoral»

La directora del Laboratorio de Ideas de la Fundación Alternativas y expresidenta del CIS, Belén Barreiro, afirma que los ciudadanos son muy sensibles a los movimientos de los partidos, en este caso a la política económica del Ejecutivo. "La gestión de la crisis y la percepción de derechización dañan al PSOE", asegura. Por una parte, sostiene la socióloga, porque "le hace perder electores en el grupo de centro-izquierda y extrema izquierda". Y, por otra, porque el PSOE "no gana el centro" ya que los potenciales votantes consideran que hay otro partido que gestiona mejor lo económico. Según Barreiro, la crisis ha roto el empate logrado durante la primera legislatura de Zapatero, en la que PSOE y PP eran percibidos como buenos gestores económicos. Ahora, el electorado de centro, señala, "ve más capaz a los conservadores" mientras que el de izquierdas quiere "una salida de la crisis más social". De ahí que haya quien vea a posibles abstencionistas en ese segundo grupo .

Para la ex presidenta del CIS, este "no es el peor momento de imagen de derechización" del PSOE. En su opinión, los socialistas han conseguido frenar parte de esa imagen introduciendo en el debate público lo social, un terreno en el que "tienen más credibilidad que el PP".

Lo cierto es que el PSOE ha intentado llevar su discurso a este área, resaltando el gasto social de los Ejecutivos socialistas, que es "un 40% más que el que destinó el PP", o el incremento del salario mínimo interprofesional en un 39% entre 2004 y 2011. "En los ocho años de Gobierno del PP, se subió 51 euros y con Zapatero, 181", explican en el PSOE.

"No es el peor momento de imagen de derechización", dice Belén Barreiro

En el partido niegan que se haya producido ese movimiento a la derecha, si bien fuentes próximas a la dirección socialista admiten que esa percepción es "coherente con la evolución política de los últimos meses". "En la primera legislatura añaden la imagen ideológica era muy escorada a la izquierda". Así, recuerdan proyectos emblemáticos del Ejecutivo socialista como la Ley de Matrimonios Homosexuales, la Ley contra la Violencia de Género o la Ley de Dependencia. No obstante, añaden las citadas fuentes, "es normal que se desplace ligeramente la percepción como consecuencia de la crisis económica, los ajustes y la huelga general de septiembre". Es decir, por cuestiones coyunturales, no por factores ideológicos.

Además, remarcan, desde un punto de vista ideológico, el "PSOE sigue teniendo una posición bastante más próxima a la mayoría sociológica del país, que se sitúa en el 4,8, que el PP, al que los encuestados sitúan en el 7,8" en la escala izquierda-derecha.

El precedente

Los ciudadanos de izquierdas sitúan al PSOE en el centro, con un 5,07 de media

Estudioso del comportamiento electoral y de la evolución ideológica, el sociólogo de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Guillemo Cordero señala que este podría ser el "segundo desplazamiento del PSOE a la derecha en democracia" si se mantiene en el tiempo.

El primer desplazamiento, recuerda, se produjo en los noventa, durante la anterior crisis económica, cuando los encuestados por el CIS llegaron a situar al PSOE en el 4,8. El punto de inflexión fue la huelga general de diciembre de 1988 y la ruptura del partido con los sindicatos. En los siguientes sondeos, los ciudadanos empezaron a percibir al PSOE cada vez más a la derecha, hasta alcanzar el máximo en la legislatura 93-96. Fueron los años de mayor deterioro de imagen del partido socialista.

Esta etapa, subraya Cordero, coincide con un escenario en el que el PP está fuerte y el PSOE afronta la crisis adoptando medidas impopulares y que no pueden considerase de izquierdas. De ahí que puedan establecerse ciertos paralelismos con la situación actual.

Objetivos 2012

"Aunque siempre se dice que el que gana el centro sale victorioso en las elecciones, no creo que el PSOE tenga que ir en esa dirección o a la izquierda", apunta Cordero. Desde su punto de vista, la clave está en demostrar que tiene un proyecto. Esto implica resolver la cuestión del candidato, sin olvidar la coyuntura económica.

En el entorno socialista, reconocen que el "objetivo prioritario es recomponer el espacio electoral" del PSOE. Un ejercicio que implica recuperar a aquellos votantes que confiaron en esta formación en las últimas elecciones y que ahora no están en disposición de hacerlo porque "están molestos con el Gobierno por las medidas adoptadas". Estos descontentos parece que actualmente se encuentran en el espectro ideológico que va desde la extrema izquierda al centro. Sin embargo, recuerdan las citadas fuentes, el valor de los sondeos es relativo a un año de las generales: "Hay un seismo, pero en lo que la gente dice en las encuestas".

Noticias Relacionadas