Archivo de Público
Domingo, 13 de Marzo de 2011

La Dama de Elche enseña sus secretos a la ciencia

Un filme mostrará en la ciudad alicantina los nuevos hallazgos sobre la obra

ANDRÉS PÉREZ ·13/03/2011 - 08:00h

ANDRÉS PÉREZ - Una imagen de la Dama sobre una vista de la cantera de El Ferriol, origen de la piedra usada para labrar el busto. CNRS Photothèque/Claude DELHAYE

El Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS) presentará a mediados de abril un filme científico sobre la célebre Dama de Elche que promete hacer ruido. Una Dama, piedras y hombres pone a disposición del público los últimos descubrimientos de equipos francoespañoles de geólogos y arqueólogos, que demuestran el origen local de la piedra que sirvió para tallar la Dama y la existencia de una escuela iberofenicia de artesanos.

El documental de 26 minutos, que será presentado el 11 de abril en el Centro de Congresos de Elche, entra en materia con los clásicos misterios de la escultura descubierta en 1897, que siguen sin ser resueltos. Nada se aprenderá sobre si la esculpida, que el franquismo intentó convertir en una especie de símbolo de la "raza hispana" después de tildarla de "reina mora", era una dama, una reina, una diosa o simplemente una mujer.

La película ha sido producida por arqueólogos del CNRS francés

Pero, por el contrario, los científicos del CNRS Pierre Rouillard, Laurent Costa y Gérard Monthel, pilotos del proyecto, sí revelan nuevos avances en el conocimiento sobre el mundo y el entorno que la creó. En la desembocadura del Segura existió una comunidad iberofenicia que tenía su propia escuela de artesanos, dotada de sus correspondientes canteras de una piedra muy específica, y que practicaban el mestizaje de influencias y de técnicas.

"La Dama de Elche, al igual que otra Dama, la de Guardamar, y de varias piezas de bronce, llevan un mismo sistema de presentación, de organización de la joyería y de tocados de peinado, un sistema que sólo se encuentra en esa zona de la Península Ibérica", explica el arqueólogo Rouillard.

"Pero muchos de esos temas de los esquemas decorativos pertenecen al mundo oriental del Mediterráneo", señala, lo que le permite concluir que "como ese repertorio fue objeto de una relectura, de una integración en un estilo propio de la zona, debía de haber una escuela local de artesanos escultores" en el momento de creación de la Dama, en el cuarto o quinto siglo a. C.

Artesanos iberofenicios tallaban la piedra de una cantera local

La clave de ese cruce de culturas, argumenta la película, estaría en el establecimiento de una comunidad fenicia que se inició en Guardamar del Segura hacia finales del siglo VIII a. C. El equipo hispanofrancés tiene "elementos claros de la presencia durante un siglo y medio de fenicios, que luego se diluyeron en la comunidad indígena".

Indígena es mucho decir, porque la zona del Segura "era un eje muy importante de relaciones, no sólo con los buques mercantes fenicios que iban pasando, sino también con la Alta Andalucía que procuraba metales, gracias al río", explica Rouillard. "Fue un foco de intercambio cultural, por hablar en el lenguaje de hoy".

En busca de la cantera

"Por ahí entró un conjunto de esquemas y técnicas del oriente mediterráneo. Tanto en Elche como en Mojote del Cid o en Alcudia tenemos conjuntos muy importantes de escultura", añade Rouillard. El filme pone a la Dama en relación con un muy reciente descubrimiento, de 2005: un busto masculino inacabado de un guerrero, tallado en exactamente la misma piedra caliza blanda que la Dama.

Gracias a los trabajos de la arqueóloga Pilar León, de la Universidad de Sevilla, Rouillard afirma que se ha podido trabajar en la búsqueda de la cantera común de todas esas esculturas. Y, mediante un complejo Sistema de Información Geográfica (SIG), que modeliza la región, además de la observación de las canteras, los científicos han podido determinar que la piedra utilizada provenía de la cantera de El Ferriol.

"El estilo procede del Mediterráneo oriental", dice uno de los científicos

"Ahora sabemos que El Ferriol es el centro de un conjunto de producciones hechas con esta piedra, dispersas en un radio de unos 20 kilómetros en torno a la cantera", indica Rouillard. Es más, en el documental se destaca la hipótesis de que probablemente existió toda una corporación organizada, que iba desde los picapedreros en las canteras hasta los artesanos y los escultores con sus talleres instalados no lejos de las mismas. Las técnicas utilizadas habrían variado muy poco en 23 siglos, porque esa piedra tenía una virtud: al ser a la vez muy blanda y con aguante, permitía acabados precisos gracias a instrumentos como púas y peines.

La proyección de Una Dama, piedras y hombres irá acompañada por otra película, producida en 1969. Con una pizca de ironía, Rouillard habla ya de la posibilidad de organizar un "festival de filmes sobre la Dama de Elche".

La película del CNRS tiene la delicadeza de dar un repaso a la alucinante historia museística de ese bicho raro que fue, durante años, la Dama. Tras ser descubierta a finales del siglo XIX, fue enviada al Museo del Louvre (París), donde los peritos, perplejos, no pudieron más que calificarla como "Antigüedades del Mediterráneo AM 859". Francisco Franco logró que su correligionario, el filonazi mariscal francés PhilippePétain, se la regalara.