Archivo de Público
Sábado, 12 de Marzo de 2011

Miles de peregrinos se congregan en la localidad natal del patrón de Navarra

EFE ·12/03/2011 - 19:51h

EFE - Miles de peregrinos se han dirigido hoy a la localidad natal del patrón de Navarra, San Francisco Javier, en la segunda de las Javieradas de 2011, celebradas este año bajo el lema "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe", para asistir a la ceremonia religiosa presidida por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez.

Miles de peregrinos de todas las edades, unos 18.000 según los organizadores, se han dirigido hoy a la localidad natal del patrón de Navarra, San Francisco Javier, en la segunda de las Javieradas de 2011, celebradas este año bajo el lema "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe".

Al contrario que en la primera de las Javieradas de este año, que tuvo lugar el pasado fin de semana, en esta ocasión el tiempo no ha sido tan benigno con los peregrinos, lo que no ha impedido que la explanada del Castillo de Javier se llenara de personas para asistir a la ceremonia religiosa presidida por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez.

Previamente, muchos de los peregrinos llegados desde todos los puntos de Navarra y de muchas localidades de España e incluso del extranjero habían participado en un "via crucis" desde Sangüesa hasta Javier, cuna del patrón mundial de las misiones.

Ante una explanada abarrotada de peregrinos, algunos de ellos portando pesadas cruces, ha tenido lugar una eucaristía cuya homilía ha sido leída por el arzobispo Francisco Pérez, quien ha hecho hincapié en los "ataques de todo tipo" que está recibiendo la familia en España.

En estos "ataques" a la familia, ha subrayado, "se buscan subterfugios inconsistentes para acallar la conciencia" y, así, se plantea "el derecho de la madre a abortar, a realizar separaciones matrimoniales cuánto antes mejor o el derecho a interrumpir la vida cuando a uno le apetezca y lo desee".

Esta segunda Javierada ha contado, al igual que la primera, con el aporte logístico y operativo de Cruz Roja, que ha movilizado más de 150 personas para atender a los peregrinos y ha habilitado diez puestos de socorro distribuidos por la Ribera, Zona Media y Zona Norte de Navarra.

Las carreteras navarras por las que transcurre la Javierada han sido vigiladas por un dispositivo policial conjunto integrado por 195 agentes de la Policía Foral y 300 de la Guardia Civil, que han velado por la seguridad de los peregrinos.