Archivo de Público
Sábado, 12 de Marzo de 2011

Echanove y Arias descubren la gastronomía de la Costa Dorada en televisión

EFE ·12/03/2011 - 10:23h

EFE - Los actores Juan Echanove (i) e Imanol Arias, posan para los medios durante la presentación hoy en Tarragona del capítulo dedicado a la Costa Dorada de la serie "Un País Para Comérselo".

Los actores Juan Echanove e Imanol Arias ultiman estos días el capítulo dedicado a la gastronomía de la Costa Dorada que se emitirá el próximo otoño en el programa de Televisión Española "Un país para comérselo".

Echanove y Arias, junto al presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet, presentaron ayer el capítulo dedicado a las comarcas tarraconenses, cuya grabación va a cargo de un equipo de catorce personas que trabaja sobre el terreno desde el pasado 7 de marzo y hasta el próximo día 14.

Las grabaciones incluyen una visita a las bodegas del Priorat; una "calçotada" en Valls; la elaboración de platos con sardina de Tarragona, galeras de Cambrils y atún de Torredembarra; la elaboración del "xató" en El Vendrell; una receta de "coca de recapta" hecha en Riudoms; una cata de vermut y avellanas en Reus; y de vino pimentado en Santes Creus.

El capítulo también hablará de los bombones de vinagre de Enric Rovira, de los barquillos y otros productos de la gastronomía de la Costa Dorada, y ofrecerá imágenes aéreas de espacios culturales y naturales del territorio, con estancias en los municipios antes mencionados y también en Gratallops y el Pla de Santa Maria.

Al margen de las excelencias culinarias, los dos actores buscan interactuar con las personas de una forma amistosa y franca, yendo a su casa, reuniéndose con ellos, visitando los huertos, cocinando y conociendo el aspecto humano y cultural desde varios ángulos.

Además, se recogen tradiciones como los "castells", gracias a la colaboración de la Colla Vella dels Xiquets de Valls.

En un perfecto catalán, Echanove agradeció el apoyo recibido durante estos días de rodaje "inolvidables", y aseguró que en Tarragona confluye un concepto "monacal, de escalera hacia el cielo, como si esta zona tuviera una conexión muy clara con las alturas".

El actor insistió en que "Un país para comérselo" no pretende ser un programa gastronómico, aunque acabe siéndolo porque, al fin y al cabo, "un país es una cocina", y manifestó su sorpresa por la "amabilidad y simpatía" de las gentes de este territorio.

Por su parte, Imanol Arias destacó el "optimismo" de las gentes de los pueblos de Tarragona, su forma "tranquila de hablar", su "amabilidad" y el hecho de que se trate de personas que "incluso conducen sin agresividad".

Arias subrayó que se trata de una provincia "profundamente mediterránea", al tiempo que se mostró sorprendido "con casi todo", especialmente con los paisajes del Priorat y las terrazas donde se cultivan sus vinos, de los que se ha declarado un ferviente admirador.