Archivo de Público
Sábado, 12 de Marzo de 2011

Los sindicatos censuran la posición de Zapatero

La Moncloa insiste en que los salarios deben tener relación con la productividad

PÚBLICO ·12/03/2011 - 00:00h

MARTA JARA - Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, el mes pasado.

Los sindicatos han reaccio-nado con enfado a la posición del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien, en una carta dirigida hace unos días al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, proponía "alinear" salarios y productividad. Unas declaraciones muy diferentes a las hechas por los miembros del Gobierno en las últimas semanas, que insistían en la necesidad de seguir ligando salarios e inflación.

"No sé si el Gobierno pretende llevar a una ley la fijación de los salarios o si nos recomienda que renegociemos el acuerdo salarial establecido", dijo ayer el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, quien recordó que la negociación colectiva ya relaciona inflación prevista y productividad.

También se pronunció al respecto el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, quien advirtió de que el Ejecutivo no puede "interferir" en este asunto, a menos que apruebe una ley que "intervenga" la negociación colectiva. "Es una ingerencia en la autonomía de los agentes sociales", señaló Ferrer. El dirigente de UGT insistió en que el modelo de formación de salarios en España "no es inflacionista" y advirtió de que la productividad es procíclica.

La carta con las palabras de Zapatero fue enviada también a manos de los secretarios generales de los sindicatos y del presidente de la patronal, Joan Rosell. Precisamente, los agentes sociales están inmersos en las conversaciones para reformar la negociación colectiva. La semana que viene será decisiva, ya que expira el plazo fijado por el Gobierno. "No se entendería que el Gobierno irrumpiera como un elefante en una cacharrería", avisó Toxo, que se mostró convencido de que las partes llegarán a un acuerdo a tiempo porque hay voluntad de ello.

Desde Bruselas, el equipo de Zapatero volvió a insistir en que los salarios deben guardar relación con la productividad, pero advirtió de que el debate corresponde ahora "a la negociación bilateral entre sindicatos y patronal", según fuentes de la Moncloa. El jefe del Ejecutivo espera que el resultado de la negociación entre los sindicatos y la CEOE le permita presentar la reforma de la negociación colectiva próximamente a la Eurozona, en la cumbre del 24 y 25 de este mismo mes. El presidente no descarta la evolución de los precios como variable, pero es favorable a la evolución del modelo actual para dar más peso a los resultados de la empresa, informa Daniel Basteiro.

Un pacto "de igualdad"

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) reclamó ayer a los líderes de la UE un "cambio de rumbo", esto es, que acuerden un "Pacto por la Justicia y más igualdad" en lugar del pacto de competitividad.

La CES asegura que el plan de la UE llevará a los estados miembro "a una espiral competitiva descendente de recorte de salarios y de condiciones laborales".