Archivo de Público
Viernes, 11 de Marzo de 2011

La izquierda abertzale dice que no es preciso pedir más a la banda

GUILLERMO MALAINA ·11/03/2011 - 22:37h

GUILLERMO MALAINA - Txelui Moreno.

La izquierda abertzale ilegalizada dijo ayer que no exige a ETA su desaparición como tampoco se lo plantea "al Estado español": "ETA está ahí, es un agente más dentro de lo que puede ser la política de este país y, por lo tanto, tendrá su propio debate, sus discusiones y tendrá que hacer lo que tenga que hacer".

El portavoz de la izquierda abertzale Txelui Moreno señaló que ya pidieron a ETA un alto el fuego "verificable" y que esta aceptó en "un gran paso en la consolidación del nuevo escenario", por lo que no tiene más que pedirle. Según denunció, por el contrario, el Gobierno mantiene una "posición numantina de bloqueo" para evitar un "cambio de ciclo". Y le reclamó por ello que ponga fin a las "dinámicas ilegalizadoras", las "detenciones", el uso de la "tortura", la "incomunicación" de los arrestados y la dispersión de los presos. Preguntado por el comunicado de Sortu de rechazo a las "presuntas planificaciones" de atentados de ETA, Moreno dijo que "entra dentro de lo normal" y "corrobora lo que ya había dicho públicamente". No obstante, matizó que él no es "promotor de Sortu" y que la izquierda abertzale no se suma al rechazo al no hace análisis de "filtraciones policiales".

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, relativizó, por su parte, el valor de la declaración de Sortu: "La decisión debe ser impedir que participen legalmente en las elecciones". El ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, defendió que Sortu debe "sufrir la prueba del tiempo". El lehendakari, Patxi López, opinó que el comunicado de Sortu era "importante". Y el dirigente del PNV Andoni Ortuzar dijo no ser "optimista" sobre su legalización "tras oír a Zapatero", que sugirió el jueves que era difícil la legalización si ETA seguía "viva".