Archivo de Público
Viernes, 11 de Marzo de 2011

El Senado de EEUU podría investigar a la compañía

Un senador pide examinar las quejas de compañías rivales sobre el algoritmo

M. Á. C. ·11/03/2011 - 21:47h

El Capitolio de los EEUU.

Las sospechas de que Google puede estar favoreciendo a sus propios servicios en el ranking del buscador está siendo investigada por la Unión Europea. Pero ahora, un senador estadounidense también lo quiere investigar allí, en la misma casa de Google.

El senador demócrata por Wisconsin, Herb Kohl, es el presidente del subcomité del Senado sobre Antimonopolio, Políticas de Competencia y Derechos de los Consumidores. Y ha declarado que en su agenda tiene investigar a Google. "En los últimos años, el dominio sobre las búsquedas en internet del motor más grande del mundo, Google, se ha incrementado, y la compañía se ha esforzado en mantenerlo adquiriendo sitios de comercio electrónico en innumerables empresas", ha dicho el senador Kohl en una nota de prensa.

El plan del senador es escuchar a las empresas de la competencia. "En este sentido, examinaremos de cerca las denuncias planteadas por los sitios web de comercio electrónico que compiten con Google de que están siendo tratados injustamente en el ranking de búsquedas y en su capacidad de compra de publicidad basada en búsquedas".

Los senadores también estudiarán el impacto que sobre la competencia pueden tener algunas compras en las que se ha embarcado Google. Una en particular preocupa en EEUU: la oferta que ha hecho por la tecnología de búsqueda de vuelos ITA. Su incorporación a la galaxia Google podría, según sus rivales, alterar el mercado de los viajes.

Un grupo de agencias de viajes online, entre los que se incluyen Expedia, Kayak, Travelocity y TripAdvisor, están presionando al Departamento de Justicia para bloquear el acuerdo. Microsoft también se ha apuntado y, entre todas, han creado la coalición FairSearch (Búsqueda Limpia).

La investigación europea, por su parte, se inició hace algo más de un año tras la denuncia de tres páginas web, que aseguran que la compañía manipula los resultados para promocionar sus propios servicios.