Archivo de Público
Sábado, 12 de Marzo de 2011

A la caza de las amantes chinas

Organizaciones de esposas piden al Gobierno de Pekín que actúe contra esta "plaga"

DAVID BRUNAT ·12/03/2011 - 08:00h

GETTY IMAGES - Una pareja china se despide en la estación de tren de Shijiazhuang.

Una curiosa guerra ha estallado en China: la que le han declarado las esposas a las amantes. Ellos, los maridos, quedan fuera de la polémica, siguiendo la tradición machista que todavía rige en China. El detonante ha sido el festival reivindicativo que las amantes celebraron el pasado 3 de marzo en la ciudad de Shanghai.

El acto apenas tuvo repercusión, pero colmó la paciencia de las esposas engañadas, hartas, según ellas, de que las amantes tengan más poder sobre sus matrimonios que ellas mismas y de que sean una auténtica "plaga". Por eso, las casadas se están organizando a través de internet para salir a la caza de esas "chicas sin escrúpulos" que no sólo atraen a sus maridos, sino también todo su dinero.

Algunos hombres han sido penados por violar la ley del matrimonio

"El Gobierno debería actuar de inmediato contra el fenómeno de las amantes", se queja amargamente a Público Zhang Yufen, la líder de las esposas. Zhang es más conocida como la Mata Amantes y preside la Alianza contra las Concubinas, un grupo de mujeres que recorre el país a la búsqueda y captura de maridos infieles. Zhang lleva 15 años dedicando su vida a reunir pruebas para llevarlas ante un tribunal. Ha investigado más de 1.000 casos y hasta 11 hombres poderosos han sido condenados por violar la ley del matrimonio, todo un logro en un país donde el dinero es capaz de comprar jurados con suma facilidad.

Sin tener que trabajar

La versión de las esposas tiene fundamentos muy machistas, ya que consideran que en China hay cada vez más jóvenes dispuestas a ceder sus encantos a hombres ricos a cambio de una vida llena de lujos y atenciones sin tener que trabajar. Las amantes tampoco se quedan cortas: "No entiendo por qué mis compañeras de universidad no son amantes, como yo. Me gustan los hombres maduros, con poder, y ser tratada como una princesa. Para todas esas estúpidas esposas: estoy orgullosa de ser una amante", clama una de estas chicas en su blog.

Una mujer casada lleva 15 años reuniendo pruebas de infidelidad

Las amantes incluso han creado una asociación para proteger sus derechos y tienen una página web en la que comparten experiencias y se dan consejos. El acceso es de pago y hay registradas más de 700 mujeres. "Comparte cuánto dinero te da tu hombre cada mes", "ser una amante es genial" o "por qué una amante siempre es mejor que una esposa" son los títulos de algunos de los foros que nutren la página. En ellos se discuten los mejores métodos para "exprimir más dinero de ellos" o se alardea de los regalos recibidos, que alcanzan hasta los 3.000 euros de una sola tacada en dinero, joyas, coches y apartamentos. Se calcula que este tipo de regalos copan un tercio de las ventas de artículos de lujo en China.

Protestas y sondeos

Para contrarrestar el festival de amantes del 3 de marzo, las esposas traicionadas se reunirán a final de este mes en Pekín para protestar y sondear nuevos métodos para destapar las infidelidades de sus maridos. "El problema es que, en China, la mayoría de maridos infieles son funcionarios del Gobierno o directivos de empresas y eso les hace casi inmunes ante la ley. Por eso, las esposas prefieren callar antes de quedarse sin marido, sin dinero y sin hogar", indica Zhang.

Sin embargo, esa mentalidad está empezando a cambiar en China. Mientras hace diez años el divorcio era visto como una vergüenza casi inasumible, el año pasado se produjeron por primera vez más divorcios que matrimonios.