Archivo de Público
Viernes, 11 de Marzo de 2011

El alcohol ya no es la principal causa de daño pancreático

Reuters ·11/03/2011 - 15:59h

Por Kerry Grens

Un nuevo estudio revela que el tabaquismo y los factores genéticos están desplazando al alcohol como la primera causa de daño pancreático.

La inflamación crónica del páncreas o pancreatitis afecta a entre 15 y 20 de cada 100.000 personas en Estados Unidos y suele causar dolor abdominal y problemas digestivos. No tiene cura y los tratamientos están orientados a manejar el dolor y prevenir la mala nutrición.

En el nuevo estudio nacional, los autores hallaron que el alcohol causa cuatro de cada 10 casos y no entre seis y nueve como se había estimado.

Con los datos de pacientes con pancreatitis crónica de 20 hospitales, el equipo comprobó que tres de cada 10 casos eran por enfermedades genéticas, trastornos del sistema inmune, daños físicos y otros problemas. En otros tres de cada 10 casos, no se pudo identificar la causa.

Este hallazgo no sorprendió al doctor Greg Cote, profesor de la Escuela de Medicina de la Indiana University y autor principal del estudio.

"Es común hacer muchos estudios diagnósticos y por imágenes sin poder terminar el día con un resultado sobre la causa de la enfermedad", dijo.

Cote sospecha que el tabaquismo habría influido en esos casos de pancreatitis de causa misteriosa. De hecho, ese grupo tendería a tener tasas más altas de tabaquismo, precisa el equipo en la revista Clinical Gastroenterology and Hepatology.

Según estudios previos, fumar eleva el riesgo de desarrollar inflamación pancreática.

En un editorial sobre el estudio, el doctor Albert Lowenfels, profesor del Colegio Médico de New York, escribe: "Este es un hallazgo importante porque ahora sabemos que el tabaquismo, junto con el alcohol, es otro de los principales factores modificables del estilo de vida que causan esta enfermedad".

Y Cote agregó: "El tabaquismo es claramente el único gran factor ambiental, aunque la genética también tendrá un papel importante".

El autor destacó que estudios recientes efectuados en Europa demostraron que la proporción de casos asociados con el alcohol está disminuyendo y que su estudio es el primero sobre las causas de la pancreatitis crónica en Estados Unidos.

El próximo paso es identificar los genes detrás de los casos de causas desconocidas.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, la Fundación Nacional del Páncreas y varios donantes privados, incluyó a 539 pacientes con pancreatitis crónica.

Un tercio de los participantes con pancreatitis inducida por el alcohol no reunía los criterios de grandes bebedores.

"Esto demuestra que existen muchos interrogantes" sobre esta enfermedad, concluyó Cote.

FUENTE: Clinical Gastroenterology and Hepatology, marzo del 2011