Domingo, 13 de Enero de 2008

Criminales de menos de 14 años

Un dirigente alemán propone rebajar la edad penal para atajar a la violencia juvenil

GUILLEM SANS MORA, corresponsal en Berlín ·13/01/2008 - 17:15h

El debate sobre la criminalidad juvenil en Alemania se enriqueció ayer con una nueva propuesta: aplicar el derecho penal juvenil también a los menores de 14 años, es decir, a niños. Así lo planteó el primer ministro del Estado federado de Hesse, Roland Koch, desde las páginas del diario Bild am Sonntag.

Este político de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), que teme por su reelección el próximo día 27, provocó una tormenta política al considerar que "tenemos demasiados jóvenes extranjeros criminales en Alemania". Fue su reacción a la paliza que dos jóvenes de 17 y 20 años, uno turco y el otro griego, le propinaron a un jubilado en una estación del metro de Múnich las pasadas navidades.

Koch ya había propuesto endurecer el derecho penal juvenil y facilitar la expulsión del país de los jóvenes criminales extranjeros. Ahora, el político considera que no hay que andarse con miramientos ni con los niños: "Tenemos que tomar nota de que hay una criminalidad muy agresiva de un grupo muy reducido de personas de menos de 14 años", señaló.

Según Koch, quien llegó al poder en 1999 con una campaña abiertamente xenófoba contra los planes del gobierno federal de entonces de introducir en Alemania la doble nacionalidad, hay adultos que utilizan a niños para sus planes criminales, aprovechándose de que no tienen edad para ser procesados.

Reacciones histéricas 

La propuesta es pura dinamita electoral. El debate desatado por Koch ha provocado reacciones histéricas entre sus rivales políticos. El jefe del grupo parlamentario socialdemócrata, Peter Struck, llegó a decir en la radio que estaba seguro de que Koch en el fondo se alegró de la noticia de la paliza al jubilado de Múnich. Al reclamarle la CDU que se disculpara, Struck respondió: "La CDU me la trae floja".

Otro peso pesado del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Frank-Walter Steinmeier, ministro de Asuntos Exteriores en la gran coalición de Angela Merkel, acusó ayer a Koch en un mitin en Kassel de practicar una "irresponsable campaña de miedo" a costa de los extranjeros.

La rival socialdemócrata de Koch, Andrea Ypsilanti, le acusó de "dividir a la sociedad" y criticó que desde su llegada al poder haya eliminado plazas de asesoramiento para extranjeros y reducido drásticamente el cuerpo policial y los jueces de menores.

Koch aprovechó su entrevista con "Bild am Sonntag" para criticar de paso a la Justicia. Después de que la principal asociación de jueces del país dijera que no está demostrado que un endurecimiento de las leyes sirva para reducir la criminalidad juvenil, Koch acusó a los jueces de blandos.

"A veces me sorprenden nuestros jueces de menores, que en realidad están encargados de administrar los instrumentos de dureza. Aplican el derecho juvenil a chicos de 20 años que en general quieren ser tratados como adultos para poder recurrir a condenas más suaves. Eso es una señal equivocada", señaló.

El día 27 hay elecciones en Hesse y en Baja Sajonia. Angela Merkel teme que a la CDU le salga el tiro por la culata por culpa de Koch, y en sus intervenciones de campaña para apoyar a sus candidatos regionales habla más de "prevención" que de "castigo" para solucionar el problema de la criminalidad juvenil.