Archivo de Público
Viernes, 11 de Marzo de 2011

Miami se calienta contra los Lakers

Los Heat cortan su racha negativa ante los campeones en un choque digno de una final de NBA (94-88)

EFE/PÚBLICO.ES ·11/03/2011 - 10:41h

REUTERS - Gasol lucha por un balón desde el suelo con el jugador de Miami Mike Bibby.

Los Miami Heat escogieron el partido apropiado para acabar con su crisis de juego, la visita del campeón de la NBA. LeBron, Wade y compañía se impusieron 94-88 a los Lakers.

Los Heat, no sólo rompieron su peor racha de la temporada de cinco derrotas consecutivas, sino que además acabaron con la marcha triunfal de los Lakers, que llevaban ocho victorias consecutivas y además se aseguraron el pase a la fase final.

La clave de la victoria, al margen del bueno juego colectivo, estuvo en el rendimiento que el ala-pívot Chris Bosh ofreció en el duelo frente al español Pau Gasol, al que ganó al anotar 24 puntos. El escolta Dwyane Wade tampoco desapareció ante la estrella angelina Kobe Bryant tras aportar 20 puntos y el alero LeBron James hizo una gran labor de equipo con 19 tantos, nueve asistencias y ocho rebotes.

Los Heat (44-21) también habían ganado a los Lakers el día de Navidad 96-80 en el Staples Center de Los Ángeles.

Bryant y Gasol no bastaron

Bryant no pudo hacer de héroe ni tampoco pudo sobresalir ante las estrellas de los Heat y su aportación de 24 puntos confirmó que la defensa del equipo de Miami hizo un gran trabajo. Gasol, pese a sus 20 puntos, tampoco fue decisivo al encestar 8 de 16 tiros de campo, fallar un intento de triple, y anotar 4 de 5 desde la línea de personal.

El jugador de Sant Boi no pudo imponer su presencia bajo los aros y se quedó con sólo cinco rebotes, una asistencia, un balón recuperado y un tapón, mientras que Bosh iba a capturar nueve rebotes.

El pívot Andrew Bynum fue el único que impuso su poder en la pintura y ganó el duelo al veterano Erick Dampier al conseguir un doble-doble de 13 puntos y 12 rebotes.

Sin estos elementos claves en el juego de los Lakers (46-20), los actuales campeones de liga no pudieron superar a un rival que se creció en un partido que necesitaban ganar para restablecer su prestigio y potencial ganador de cara a la lucha por el anillo de la NBA.

El partido, que estuvo lleno de emociones de principio a final, no se decidió hasta los dos minutos y 26 segundos finales con el marcador igualado a 88, el último empate que iba a reflejar el marcador tras un triple monumental de Bryant. Pero LeBron, tras un gran pase de Wade, y luego con dos tiros desde la línea de personal, iba a sentenciar la victoria del equipo de Miami.

Esta vez, también la defensa del Heat hizo un gran trabajo y evitó la reacción de Bryant, que incluso perdió un balón decisivo en los instantes finales del partido.