Archivo de Público
Viernes, 11 de Marzo de 2011

La Vitrina de Bob Pop

BOB POP ·11/03/2011 - 09:06h

EFE - El estreno de la cuarta entrega del brazo más putrefacto de la ley se convirtió anteanoche en un desfile de secundarios de portada –de ¡Hola!, Lecturas o Interviú– que han revitalizado en una sola velada ese género tan nuestro como es la revista musical de cómico gañán, muslamen, lentejuela y mucho cante con poquita voz (a excepción de la tonadillera, que acudió al estreno en calidad de madre del hijo de la Pantoja). Que la supuesta salvación del cine español vaya a estar en manos de este grupo de ilustres amateurs resulta un tanto inquietante. Desde esa célebre alfombra roja en El Escorial, aquella del bodorrio de la hija del otro hombre con bigote que vino a salvar España, no habíamos visto tal despliegue de artistas multidisciplinares adictos al cameo entregados a un producto taquillero de consumo rápido y popular. Todo sea por celebrar un bombazo, igual da que sea pretérito o por venir.


EFE - Después de la actriz porno Lisa Ann, de Tina Fey para el SNL y del periodista Michael Musto para el Village Voice, la próxima en meterse en la piel –ficticia, por supuesto– de la senadora ultra y excandidata a la vicepresidencia de los EEUU, Sarah Palin, será la actriz Julianne Moore, que prepara para HBO Game Change, un relato de las elecciones norteamericanas de 2008 a cargo del mismo director de Los padres de él o Austin Powers.


¿Se imaginan una mezcla entre Robert Crumb, Scott Fiztgerald y John Fante publicada por entregas en las páginas de un Playboy de los primeros ochenta? Eso es lo primero que se me ocurrió ayer por la mañana cuando me enteré de que habían publicado un cómic basado en las últimas aventuras de sexo –de pago– drogas, rehabilitación y conflictos laborales de Charlie Sheen. Mucho me temo que mis fantasías sean demasiado pretenciosas...