Archivo de Público
Jueves, 10 de Marzo de 2011

Aena ofrece un blindaje a sus trabajadores

La Generalitat y el Gobierno ultiman la cesión de los aeropuertos catalanes

MIGUEL ALBA ·10/03/2011 - 23:00h

Tras un día de diálogo, apenas existe un propósito: Solucionar el conflicto de Aena con la mayor celeridad posible para reducir el impacto económico que el anuncio de huelga está teniendo en el turismo. Aena y los tres sindicatos negociadores (UGT, CCOO y USO) suscribieron esta preocupación después de casi cinco horas de reunión entre la mañana y la tarde, que, según los sindicatos, acabaron siendo "decepcionantes".

Tras el debate de la mañana no se produjo ni un sólo cambio de mensaje por ambas partes. Por la tarde, Aena, con su presidente Juan Ignacio Lema a la cabeza, presentó una propuesta por escrito. En el texto se concretaba la oferta de blindaje que había planteado por la mañana, que los sindicatos consideraron "insuficiente y poco explícita", para el personal de Aena que acabe contratado en una empresa privada a la que se conceda la gestión de un aeropuerto (en principio, Barajas y El Prat). Por una parte, el ente público está dispuesto a conceder una excedencia especial con reingreso en otro centro de Aena, manteniendo la antigüedad del tiempo trabajado en la empresa concesionaria. Además, Aena asegura que la plantilla existente en cada uno de los aeropuertos concesionados no podrá ser modificada a la baja por la empresa privada sin autorización de la sociedad de seguimiento de la concesión. Precisamente, la subrogación del personal a las concesionarias sigue siendo la principal fuente de conflicto. Aunque Aena pretendía que hoy siguieran los contactos, los sindicatos han pedido un plazo para estudiar el texto. "Es probable, pero no seguro, que mañana [por este viernes] nos veamos", sostienen en USO.

Aena controlará que no haya recortes de plantilla y dará una excedencia especial

"Los puestos de trabajo y las condiciones expuestas en el actual convenio de Aenaexpira en 2014 se trasladarán a los trabajadores que pasen a formar parte de Aena Aeropuertos (empresa que tendrá un 49% de capital privado)", aseguraba Javier Marín, director general de aeropuertos.

"Después nos hablaron de un posible blindaje a los que trabajen en una concesión", relataba Luis Mutón, secretario general de USO en Aena. "Cuando les hemos preguntado en qué consistía el blindaje sólo contestaban que eso lo están viendo aún", sostenía Mutón. Por la tarde, las peticiones se desarrollaron por escrito. Un texto que también garantizaba que los centros de Aena Aeropuertos seguirán gestionándose en red, equilibrando sus cuentas de resultados (la mayoría son deficitarios) con los cánones que se consigan en Barajas y El Prat.

La Generalitat, en El Prat

"La negociación va a ser dura. Hoy ha sido decepcionante", dicen los sindicatos

Mientras continuaban las negociaciones por la tarde entre Aena y sindicatos, que finalizaron sin ningún avance, la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, mantenía un encuentro con Manuel Chaves, vicepresidente tercero del Gobierno, en el que se ultimaba la cesión al Ejecutivo catalán de la gestión de los aeropuertos de Reus, Girona y Sabadell.

"El traspaso ya se había hablado y pactado con Rubal-caba en la negociación del Estatut", aseguraba este jueves a Público Pere Macías, diputado de CiU. "En la reunión de hoy se va a tratar la cesión de las competencias. Hasta dentro de unas pocas semanas de trabajo en común, entre ambas instituciones, no tendremos el escenario final", sostiene Macías, que prometió que los trabajadores de Aena de los tres aeropuertos catalanes mantendrían, "por supuesto", sus puestos de trabajo.

En la reunión entre Chaves y Ortega también se negoció el peso de la Generalitat en el consejo de administración de la filial de Aena Aeropuertos en El Prat que sacará la concesión del aeródromo barcelonés.