Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Trasladan a Julián Muñoz para que declare por irregularidades urbanísticas

Agencia EFE ·03/10/2007 - 13:02h

Agencia EFE - El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz. EFE

El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz ha sido trasladado a los juzgados de la ciudad para declarar como imputado en relación a cinco de los veintisiete procedimientos en los que se desglosó una querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción por presuntas anomalías en convenios urbanísticos.

Muñoz, procedente de la prisión de Jaén, fue conducido por la Guardia Civil hasta las dependencias judiciales marbellíes, adonde llegó minutos antes de las 10:00 horas.

Ésta es la primera salida de prisión de Muñoz tras pagar el pasado 24 de septiembre la fianza de 50.000 euros fijada por el juez del "Caso Malaya" para su puesta en libertad.

El ex alcalde, que se encontraba en prisión preventiva desde julio de 2006 por la citada causa contra la corrupción municipal en Marbella, permanece en prisión tras abonar la fianza ya que pesan sobre él dos condenas de un año cada una por causas urbanísticas y está a la espera de su clasificación penitenciaria para optar a beneficios carcelarios.

Además de Muñoz, también comparecerán por cinco de las diligencias en las que se desglosó la querella de la Fiscalía Anticorrupción los ex concejales del Ayuntamiento marbellí José Luis Fernández Garrosa, María Luisa Alcalá, Javier Lendínez, Rafael González y Alberto García.

También deberá declarar ante la titular del juzgado de Instrucción número 1, Carmen Rodríguez Medel, la que fuera asesora jurídica de Urbanismo en el Consistorio Raquel Escobar, que comparecerá como imputada por cuatro de las cinco diligencias.

La Fiscalía presentó en junio de 2006 una querella por delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos contra Julián Muñoz, Juan Antonio Roca y el tasador José Mora, a quienes atribuye irregularidades en convenios sobre permutas y tasación de terrenos.

Esa querella se desglosó en veintisiete procedimientos, en varios de los cuales la juez ha imputado también a ex concejales de distintas corporaciones municipales del Grupo Independiente Liberal (GIL) y empresarios y promotores que supuestamente se habrían beneficiado de las citadas irregularidades urbanísticas.

La querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción establece que Muñoz y Roca aparecen como "artífices de una maniobra tendente a enajenar los inmuebles del Ayuntamiento a precios muy inferiores a los del mercado, sin que se haya podido averiguar hasta el momento qué clase de contraprestación han podido obtener a cambio".

El Ministerio Público cifra el perjuicio patrimonial a las arcas municipales en 136 millones de euros y atribuye a Muñoz los delitos de fraude y malversación de caudales públicos, a Roca los mismos delitos a título de colaborador y también a Mora, "al menos, a título de cómplice".