Archivo de Público
Jueves, 10 de Marzo de 2011

La UE no ve "ninguna salida" que contemple la permanencia de Gadafi

España ve "prematuro" reconocer al Consejo Nacional Libio pero dice que ya hay interlocución

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·10/03/2011 - 12:17h

ÁNGEL NAVARRETE - La ministra Trinidad Jiménez durante la entrevista con 'Público'.

La ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, ha informado hoy de que la Unión Europea no ve "ninguna salida" a la crisis libia que contemple la permanencia en el poder del coronel Muamar Gadafi, responsable de la violencia contra la población para repeler las protestas en el país. Además confirmó que España, como otros países europeos, está manteniendo contactos con los opositores libios y que seguirá haciéndolo a la espera de que la Unión Europea se pronuncie de manera común sobre el conflicto en Libia.

La declaración de Jiménez llega justo antes de la reunión de ministros de Exteriores que se está desarrollando hoy en Bruselas para preparar la Cumbre extraordinaria en la que mañana los jefes de Estado y de Gobierno de la UE abordarán la situación en Libia y la respuesta que debe dar la comunidad internacional.

El punto "de mayor acuerdo" en el seno de los 27 es que "Gadafi tiene que dejar el poder" y que, "en este momento, no hay ninguna salida que contemple la posibilidad de la permanencia de Gadafi al frente de Libia", ha explicado Jiménez a la prensa al término del almuerzo con sus colegas.

Pese a ello, Jiménez considera "prematuro" cualquier reconocimiento del Consejo Nacional Libio, creado por la oposición rebelde, como alternativa de gobierno a Gadafi, pese a que representantes de este grupo han pedido a la UE que dé tal paso y a que se han reunido ya con la Alta Representante de Política Exterior, Catherine Ashton, y con el presidente galo, Nicolas Sarkozy.

Jiménez reconoce contactos con el Consejo Nacional Libio

La ministra ha insistido en que el Gobierno ha apostado por la "discreción" para establecer contactos con los opositores sobre el terreno, aprovechando un envío de ayuda humanitaria a Benghazi el pasado sábado. Esos contactos fueron autorizados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y por la propia Jiménez, y se produjeron bajo "instrucciones concretas y claras".

"Contactos, por supuesto que sí, y lo estamos haciendo. Para el reconocimiento, hay que saber que España no reconoce gobiernos, personas, sino Estados, pero que en todo caso, la eventualidad de ese reconocimiento tiene que venir concertado entre todos los países de la UE", ha insistido la ministra sobre la posición española.

Jiménez ha apuntado que el reconocimiento compete a cada Estado miembro, pero ha apostado por "esperar" a que haya un "consenso básico" en el seno de los 27 sobre quiénes han de ser los interlocuores adecuados, sin aclarar, sin embargo, los plazos para ello, más allá de que será cuando "se vean las condiciones oportunas y convenientes".

En cualquier caso, ha subrayado la importancia de que existan contactos con los rebeldes y ha insistido en que "no es el momento" para hablar de las fases "posteriores".

Zona de exclusión aérea

Los titulares de Exteriores también han coincidido en la importancia de avanzar en el ámbito de la vía humanitaria, una tarea en la que España "ya viene trabajando" un tiempo, para hacer llegar alimentos y otros artículos de primera necesidad a la población, así como para asegurar la repatriación de los inmigrantes que escapan de la violenta represión.

Además, "se mantiene como opción" la posibilidad de apoyar la creación de una zona de exclusión aérea sobre Libia para impedir los ataques contra la población civil.

"Se mantiene como opción" la posibilidad crear una zona de exclusión aéreaExisten "dudas razonables" sobre el modo y las consecuencias que pudiera tener esta decisión, según ha explicado la ministra, pero los 27 tienen claro dos condiciones, incluida "siempre" la "previa autorización del Consejo de Seguridad" de la ONU y que haya un "acuerdo e impulso importante" de parte de los países de la Liga Arabe.

"Hay una coincidencia en que se tiene que mantener abierta la posibilidad de aprobar una zona de exclusión aérea. Siempre la puesta en marcha se tiene que hacer previa resolución del Consejo de Seguridad", ha aclarado la ministra.

Pero Jiménez ha precisado que los 27 continúan las discusiones sobre la "conveniencia de activar" esta operación, no porque "nadie tenga miedo de nada", sino porque implicaría decisiones de carácter militar y hay que valorar las "consecuencias" para la población.