Archivo de Público
Jueves, 10 de Marzo de 2011

Clesa presenta un ERE temporal de 6 meses para 307 trabajadores de Madrid

El acuerdo entre la compañía y el comité de empresa afecta a la totalidad de la plantilla

·10/03/2011 - 11:48h

Fábrica de Clesa en Madrid.

Clesa y miembros del comité de empresa presentarán este jueves en la Dirección General de Trabajo de Madrid la documentación para solicitar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de seis meses de duración para 307 trabajadores de su centro en la capital española, confirmaron a Efe fuentes sindicales.

También fuentes de Nueva Rumasa aseguraron a Efeagro que está previsto que se presente hoy el ERTE para esta planta láctea situada en Madrid, aunque no dieron más detalles.

Fuentes sindicales precisaron que el acuerdo, que afecta a la totalidad de la plantilla, a excepción de los prejubilados, se alcanzó el miércoles tras las reuniones que mantuvieron los representantes de los trabajadores de CCOO, UGT y CTI desde las diez y media de la mañana hasta las once de la noche.

Según apuntaron, antes de ratificar el acuerdo se realizó una asamblea informativa con los trabajadores del turno de noche, quienes apoyaron la propuesta.

El presidente del comité de empresa de Clesa, Luis Muñoz, explicó que ha solicitado una entrevista urgente con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para que ayude a los trabajadores de la que ha sido la primera central lechera de España y la única que queda en esta ciudad.

Muñoz pide su colaboración para que no deje a 4 millones de habitantes de Madrid sin la leche que están consumiendo y que no permanezca al margen de una situación como esta.

Relató que lleva trabajando en Clesa 42 años y que ve "con mucha pena cómo va a desaparecer y que ninguna autoridad hace nada por evitarlo".

Viabilidad de la compañía

El comité de empresa apuesta por la viabilidad de la compañía, de la que aseguraron puede trasladar su producción a un polígono industrial, subrayó.

Muñoz reclamó a la Comunidad de Madrid que ofrezca a cualquier comprador de esta compañía todo tipo de posibilidades y garantías, ya que los trabajadores "no se merecen lo que está ocurriendo por una gestión, la de Nueva Rumasa, que ha llevado a la ruina a más de 300 familias".

Según las fuentes sindicales, Clesa adeuda a una parte de sus trabajadores la paga de enero, y a todos ellos la de febrero y la extra de Navidad.

Tras la rueda de prensa que ofreció el pasado martes para anunciar el previsible concurso de acreedores de tres de sus empresas, la familia Ruiz-Mateos insistió en que preveían el despido de entre 500 y 1.000 trabajadores en todo el grupo.