Archivo de Público
Viernes, 11 de Marzo de 2011

Vacaciones ecológicas en la campiña checa

Bio-fincas, pequeños hoteles y casas de campo donde escapar unos días y huir de los circuitos turísticos habituales.

PÚBLICO ·11/03/2011 - 08:07h

Sedmihorky Camp, en Cesky Raj / © Czech Tourism.

Alimentar a los animales, colaborar en el huerto, hacer cicloturismo, comprar productos ecológicos... Un centenar de alojamientos certificados como ‘verdes' en la República Checa proponen estas y muchas otras sanas actividades para aquellos que quieran disfrutar de unas muy saludables vacaciones en plena naturaleza. Son casas de campo, pequeños hoteles, campings e incluso mansiones los que hasta ahora han recibido la certificación otorgada por el Centro Europeo de Agroturismo Ecológico (ECEAT), teniendo en cuenta su aportación al desarrollo sostenible.

El Bosque de Bohemia (Parque Nacional de Sumava) es una de las zonas que concentra una amplia oferta de turismo rural, además de ser uno de los destinos predilectos para la práctica del senderismo y el cicloturismo. Pero no es la única, ya que también se encuentran interesantes refugios en otras zonas de Bohemia del Sur y, más recientemente, en el Paraíso Checo (Cesky raj), Vysocina o Valassko.

El Bosque de Bohemia es una
de las zonas que concentra una amplia oferta de turismo rural

En muchos de estos alojamientos los alojados pueden colaborar en las tareas agrícolas o ganaderas de la finca, como alimentar a los animales, trabajar en la huerta, elaborar alimentos frescos y naturales, como el queso, con la leche recién ordeñada y los huevos de los gallinas, aprender técnicas tradicionales con la lana de las ovejas o el mimbre... Una forma de vida muy distinta a la de las ciudades y que renuevan cuerpo y mente. Entre las bio-fincas que disponen de este tipo de actividades se encuentran Slunecná, Belina, Sasov, Javořice Lhotka o la finca familiar Vojetice.

En las inmediaciones de Praga, en el área del Monasterio de Brevnov, se halla el barroco Hotel Adalbert , el primero de República Checa en recibir en 2006 la eco-marca. Cerca de Cesky Krumlov está el Sporthotel Záton , y en Kvilda, el hotel de montaña Šumava Inn. Para unas vacaciones ecológicas en plena naturaleza y al mejor precio, sin duda la mejor opción es el camping Autocamp Oasa , en Stankov, cerca de Trebon.

El hotel Chateau Mcely es una mansión reconstruida del siglo XVII, situada en el bosque de San Jorge, a solo una hora de viaje desde el centro Praga. Se trata del primer hotel ‘verde' de cinco estrellas de la República Checa y además, fue declarado en 2008 como el mejor hotel ecológico del mundo gracias al galardón mundial de World Travel Awards. No hay que perderse las terapias herbales de su famoso spa llamado Miel, Seda y Perlas, su experiencia gourmet a base de recetas secretas de la antigua aristocracia y los mágicos elixires que prepara su Club del Alquimista.