Domingo, 13 de Enero de 2008

La Marina de EEUU temía un ataque suicida contra sus barcos por parte de iraníes

EFE ·13/01/2008 - 09:10h

EFE - El presidente norteamericano George W. Bush conversa con el presidente de los Emiratos Arabes Unidos, el jeque Khalifa Bin Zayed Al Nahyan, durante una reunión en el Palacio de Al Mushref en Abu Dhabi, Emiratos Arabes Unidas, hoy.

La Marina de Estados Unidos temía que las lanchas iraníes que hostigaron, según la versión del Pentágono, a tres de sus barcos durante un incidente en el Estrecho de Ormuz quisieran realizar un ataque suicida, dijo hoy la Casa Blanca.

Dana Perino, la portavoz presidencial, defendió las decisiones tomadas por las fuerzas militares de su país durante el altercado, ocurrido hace una semana en el Golfo Pérsico.

"Todos lo que los militares recordaban era lo que ha ocurrido en el pasado, como con el USS Cole", dijo Perino en el cuartel general de la Quinta Flota de Estados Unidos, ubicado en Manama (Bahrein).

El USS Cole, un destructor, fue atacado por un bote dirigido por terroristas suicidas el 12 de octubre de 2000, cuando estaba atracado en el puerto de Adén, en Yemen. Diecisiete marineros murieron y una treintena resultó herida.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que hoy visitó Manama como parte de su gira por Oriente Medio, fue informado hoy de los detalles del incidente con las lanchas iraníes por el vice almirante Kevin Cosgriff, el comandante de la Quinta Flota.

"El vice almirante dijo que se lo toman muy seriamente", dijo Perino.

A la Quinta Flota pertenecen los tres barcos estadounidenses que fueron provocados el 6 de enero en el Estrecho, de acuerdo con la versión del Pentágono.

En su reunión con Bush, de 15 minutos, Cosgriff describió las normas de procedimiento que se siguen en ese tipo de incidentes, según dijo un alto funcionario gubernamental que no quiso ser identificado.

El militar le mencionó, de acuerdo con la fuente, el ataque contra el USS Cole y "secuestro" de quince militares británicos en marzo en el Golfo Pérsico por fuerzas iraníes, que les acusaron de invadir sus aguas territoriales, algo que Londres negó.

"Cuando estos pequeños botes giran y se convierten en hostiles, (Cosgriff) dijo que sólo se tienen 10 segundos para resolver el problema", afirmó el funcionario.

Irán, por su parte, afirma que Estados Unidos ha exagerado el incidente, que describió como un encuentro "rutinario" entre los barcos de ambos países.

El 10 de enero Teherán divulgó un vídeo de los hechos, en el que un hombre en una lancha iraní pedía a los barcos estadounidenses que se identificaran.

Irán intenta probar que el vídeo del Pentágono es un montaje. En éste, un hombre que habla inglés con acento le dice a los pilotos: "vamos hacia ustedes.... explotarán en unos minutos".