Archivo de Público
Jueves, 10 de Marzo de 2011

La gran apuesta del Villarreal

Garrido espera marcar fuera

AGENCIAS ·10/03/2011 - 08:30h

Garrido charla con sus jugadores. EFE

Metido de lleno en su aspiración de hacerse grande a base de títulos, el Villarreal ha descuidado en las últimas semanas la Liga (ha ganado uno de sus últimos seis encuentros), competición donde no puede hacer sombra a Barça y Madrid pero tampoco parece peligrar por el momento la zona de Liga de Campeones.

Hoy, sin embargo, llega para el Villarreal el escenario en el que tiene puestas todas sus esperanzas, una Liga Europa que desde el club esperan que inaugure el palmarés, sobre todo después de la forma en que eliminó al Nápoles en la apasionante eliminatoria de dieciseisavos. Con un buen resultado, se disolvería enseguida el mal sabor que el conjunto arrastra de la derrota el pasado sábado en el Calderón ante el Atlético.

El conjunto amarillo espera arrancar los octavos con acierto goleador en el estadio de un clásico europeo, el Bayer Leverkusen. "Debemos estar muy concentrados en defensa, tener un trabajo defensivo muy alto y sobre todo saber generar las ocasiones y aprovecharlas. Marcar goles en estas eliminatorias es vital y a eso vamos", defendió el técnico.

El viejo conocido de la afición española que entrena al Leverkusen, Jupp Heynckes, no cuenta por el momento con el veterano Ballack, hasta el punto de que lo ha dejado fuera de la convocatoria para este encuentro, en el que cuenta con las bajas de los lesionados Barnetta y Friedrich.

En el grupo de Garrido, Cicinho, con problemas físicos, y Capdevila, sancionado, se suman a las ausencias de los lesionados Senna y Ángel. Para contrarrestar el juego fuerte y veloz del conjunto bávaro, Garrido espera llevar el ritmo y la batuta del juego como si fueran locales: "Queremos llevar la iniciativa, intentar manejar el balón y confiar en nuestra calidad y en las posibilidades que podamos tener aprovecharlas".

"Ellos están en un muy buen momento de forma, por algo son segundos de su Liga", advirtió el técnico, quien alerta del "juego aéreo" del rival.