Archivo de Público
Jueves, 10 de Marzo de 2011

"El control de la salud mental es voluntario"

Andrea Gabilondo, secretaría Científica del Pacto Europeo de Salud Mental

A. I. ·10/03/2011 - 08:20h

La psiquiatra donostiarra Andrea Gabilondo trabaja en la Subdirección General de Drogodependencias del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya. Entre sus múltiples tareas está la de coordinar el consorcio internacional de expertos que actúa como Secretaría Científica del Pacto Europeo de Salud Mental, promotor de la conferencia celebrada la semana pasada en Berlín.

¿Por qué es necesaria esta conferencia?

Hace dos años, se firmó en Bruselas un pacto no vinculante entre gobiernos y otras instituciones, incluyendo empresas públicas y privadas, para dar un empuje a la salud mental desde una perspectiva de la salud pública. Así, no se trata tanto de avanzar en el tratamiento de enfermedades como de prevenir los problemas de salud mental. Este enfoque tiene que ver con hacer intervenciones en ámbitos que no son ambulatorios, sino el laboral. Se trata de desarrollar políticas y programas para que en el trabajo las personas estén en una situación menos estresante, con unas condiciones de mayor control de su propio trabajo y más flexibilidad horaria para poder compaginar mejor la vida laboral y familiar.

¿Hay datos españoles sobre la prevalencia de enfermedades mentales en el ámbito laboral?

Bueno, nosotros no somos como los nórdicos [ríe], pero vamos mejorando. La mayoría de los datos que tenemos están relacionados con asistencia sanitaria y nos dicen cuántos pacientes van a las consultas. Sin embargo, desde hace poco se han empezado a introducir en la Encuesta Nacional de Salud y en sus equivalentes regionales preguntas específicas para conocer la prevalencia en la población general [la mayoría, trabajadora]. Esto es importante, porque del total de personas con problemas de salud mental, sólo un porcentaje pequeño acude al médico. Por lo tanto, si sólo contabilizamos a los que piden asistencia sanitaria, nos estamos dejando fuera a mucha gente. El estudio europeo ESEMeD, en el que participó España, revela que el 19,5% de la población tiene un trastorno mental a lo largo de su vida.

"Asociamos las bajas por depresión o estrés al hecho de ser vago"

¿Se hace algo en España para prevenir estos problemas en el trabajo?

La vigilancia de la salud mental no está regulada de forma específica, y su control es voluntario. Cada empresa tiene que evaluar sus riesgos y decidir si incluye evaluaciones mentales en la vigilancia de la salud que hacen los servicios de medicina del trabajo. En los últimos años, se está empezando a controlar este aspecto. De hecho, hay algunos cuestionarios bastante consensuados para medir el estrés y el llamado síndrome del trabajador quemado, que se están empezando a incluir de forma sistemática en las evaluaciones a nivel laboral.

¿No hay cierto estigma en España en este asunto?

En teoría, por nuestra cultura, debería haberlo. Pero varios estudios nos han demostrado lo contrario, por lo que no queda claro.

¿Cree que está mal visto cogerse la baja por problemas mentales?

Eso es parte del estigma. Asociamos los problemas de salud mental al hecho de ser vago, pero me costaría mucho decir que las personas que cogen baja por depresión no la tienen. Yo confío en los médicos que validan dichas bajas.