Archivo de Público
Jueves, 10 de Marzo de 2011

El PP echa en cara a Chaves los "abusos" de los ERE en Andalucía

El vicepresidente acusa a los conservadores de "difamar y hurgar en la basura"

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·10/03/2011 - 01:00h

"Su única estrategia es no hacer nada o difamar, hurgar en la basura. Está en el manual político de la derecha: el escándalo para alcanzar el poder buscando la destrucción política y personal del adversario". El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, resumió así la ofensiva a cuatro bandas que el PP le dedicó ayer de nuevo a cuenta de los ERE falsos detectados en Andalucía.

"Lo practicaron con Felipe González y ahora, salvando las distancias, lo quieren hacer conmigo", añadió Chaves, para cerrar su paso por una sesión de control en la que el PP pidió de forma reiterada su dimisión, colocando todos los aumentos a su lupa de denuncias. "Este caso revela los abusos del régimen socialista andaluz", fustigó Juan José Matarí. "Usted y Griñán hicieron y permitieron las mayores ilegalidades que se han cometido y realizado en España (...), han montado un régimen de corrupción generalizada", agrandó Rafael Merino.

Semana tras semana, los diputados andaluces del PP, liderados por el aspirante conservador a la Presidencia de la Junta en 2012, Javier Arenas, han hecho de Chaves su diana preferente. "Dé explicaciones, diga la verdad, pida perdón y márchese" fue el recorrido que exigió Matarí a Chaves. Con las mismas paradas e idéntico destino, la dimisión, cada pregunta del PP al expresidente andaluz se convirtió en una petición de cese.

"Si tuviera la dignidad propia de un diputado, tendría que probar las acusaciones falsas que ha hecho contra mí, pero como no la tiene, acude a la calumnia y la difamación", respondió el vicepresidente frente a esta estrategia concertada.

Chaves negó todas y cada una de las acusaciones del PP. "No pueden dar lecciones quienes dicen elaborar ahora un manifiesto contra la corrupción cuyo principal firmante es el amiguete del alma del señor Bigotes", replicó, aludiendo al imputado presidente valenciano, Francisco Camps, y al embajador de la trama Gürtel en este territorio, Álvaro Pérez.

"Quizá el control no haya funcionado al 100%. Lo importante es colaborar con la Justicia y expulsar a la gente implicada. Es lo que hacemos nosotros y no lo que hacen ustedes", respondió el vicepresidente tercero señalando a la bancada conservadora.

"Día libre a la vergüenza"

Tres preguntas a Chaves sobre los ERE falsos se completaron con una cuarta al titular de Justicia, sobre la "pasividad de la Fiscalía Anticorrupción" en este asunto. "O está muy mal informado o ha dado el día libre a la vergüenza", respondió Caamaño.

"Fue precisamente la Fiscalía la que inició la investigación como consecuencia de una denuncia de la Junta de Andalucía", detalló el ministro, hasta que Juan Ignacio Zoido, candidato del PP al Ayuntamiento de Sevilla, presentó una denuncia, lo que paralizó la investigación de la Fiscalía y la dejó en manos del juez instructor, según explicó Caamaño.