Domingo, 13 de Enero de 2008

Dimite el presidente de la Interpol por un caso de corrupción en Sudáfrica

·13/01/2008 - 15:58h

El presidente de la Interpol, el sudafricano Jackie Selebi, ha dimitido de su cargo por haberse visto involucrado en un caso de corrupción en su país. En un comunicado, la organización internacional de policía indicó que su Secretaría General recibió hoy una carta de Selebi en la que éste oficializa su renuncia con carácter "inmediato".

En la carta, difundida por Interpol, Selebi explica que dimite porque no quiere que las alegaciones en su contra arrojen "el descrédito" sobre la organización internacional policial. El presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, anunció ayer, sábado, que había aceptado la petición de excedencia presentada por Selebi, después de que la Fiscalía General anunciara su intención de procesarlo por presunta corrupción.

Mbeki "aceptó mi petición de excedencia" para que "pueda dedicar toda mi energía a limpiar mi nombre" de estas acusaciones, manifestó Selebi, quien aprovechó para agradecer a la secretaría general de Interpol y a sus Estados miembros el "apoyo y la cooperación" que le mostraron durante su mandato.

Selebi alcanzó la presidencia de Interpol (cuya sede central está en la ciudad francesa de Lyon) en octubre de 2004, cuando sustituyó al español Jesús Espigares Luna al término de su mandato de cuatro años.

El secretario general de Interpol, Ronald Noble, indicó que en su trabajo junto a Selebi, "siempre" le había visto "actuar para mejorar la seguridad en el mundo y la cooperación policial entre todos los países". Noble subrayó que todas las acusaciones, como las del caso de Selebi, deben ser objeto de procedimientos "judiciales serios y la acción penal se debe activar rápidamente y ante un tribunal, no a golpe de revelaciones y de conjeturas por los medios de comuniación".

"La corrupción es una de las infracciones más graves de las que un funcionario de policía pueda ser acusado e Interpol ha puesto en marcha un cierto número de acciones importantes para ayudar a los servicios encargados de aplicar la ley en sus países miembros a investigar sobre esta forma de delincuencia y combatirla", argumentó.

El anuncio de la dimisión se produjo tan sólo 24 horas después de que Interpol indicara que abordaría el caso de Selebi el mes próximo y tras considerar "inoportuno" por su parte "comentar la investigación en marcha en Sudáfrica".

La Fiscalía sudafricana había avanzado esta semana que pensaba procesar a Selebi por presunta corrupción, a raíz de haber sido relacionado con un personaje presuntamente vinculado a los bajos fondos de Suráfrica, llamado Glen Agliotti. Según los elementos que justifican esa acusación, el ya ex presidente de Interpol presuntamente recibió pagos por valor de 1,2 millones de rands (unos 171.000 dólares) de parte de Agliotti, supuestamente para proteger sus actividades delictivas.