Domingo, 13 de Enero de 2008

Zapatero: "España no se rompe, está más unida que nunca"

El presidente del Gobierno ha proclamado en Valencia que la familia "goza de buena salud a pesar de lo que diga algún cardenal" y llama "profetas del desastre" a los miembros del Partido Popular.

AGENCIAS ·13/01/2008 - 15:27h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy en Valencia que España "no se rompe" sino que está "más unida que nunca" porque los ciudadanos tienen "más derechos y confianza en el futuro", al igual que la familia que "diga lo que diga algún cardenal, goza de muy buena salud", por lo que exigió "a todos" respetar "la familia que quieren los ciudadanos".

Rodríguez Zapatero, que intervino en un mitin en el pabellón de la Fuente de San Luis, con los cabeza de lista al Congreso por Valencia, María Teresa Fernández de la Vega; Castellón, Jordi Sevilla, y Alicante, Bernat Soria, afirmó, ante más de 9.000 personas, que el PSOE pedirá el voto, cuando se inicie la campaña electoral, "a los ciudadanos de este país en defensa y favor de la libertad individual de ser ciudadanos y de ejercer todos los derechos sin imposición de ninguna naturaleza".

Asimismo, aseguró que el partido socialista hará la campaña electoral "con orgullo, firmeza, convencimiento sobre el futuro de España" y auguró que obtendrán una victoria "más amplia" en los comicios.

El presidente del Gobierno fue contundente cuando dijo que "España no se rompe", y muy irónico cuando aseguró que había pedido "estos días un informe al organismo de control de movimientos sísmicos y me ha confirmado que en la parte de la Península Ibérica que corresponde a España no se ha detectado ninguna grieta ni falla por lo que España no se rompe".

Y "como España no se rompe sino que está más fuerte y más unida porque los ciudadanos tienen más derechos, más confianza en el futuro y un gobierno que sabe el rumbo que quiere la mayoría de este pueblo, como España no se rompe, como la familia, diga lo que diga algún cardenal, goza de muy buena salud, la familia libremente entendida porque vivimos en un país libre, nosotros y la mayoría de los ciudadanos respetan profundamente la familia que defienden los cardenales y yo desde aquí, exijo a todos que respetemos la familia que quieren los ciudadanos", dijo Zapatero.

 

Economía

En cuanto a la política económica desarrollada por su Gobierno en los últimos cuatro años, Zapatero reconoció que "han subido los precios, como en otras ocasiones" pero afirmó que la economía española "está fuerte" y es "sólida", lo que ha permitido crear tres millones de empleos. Por eso mostró su confianza en que se puedan crear dos millones más y en seguir creciendo "por encima de la media europea".

"Ya han demostrado en todos los temas que son unos profetas del desastre y un desastre como profetas y con la economía va a pasar igual, aunque luego no lo reconozcan", señaló en clara alusión a las últimas declaraciones de los miembros del PP.

Zapatero siguió su discurso alardeando de los logros del PSOE y dejando caer nuevas promesas electorales. Subrayó que el salario mínimo interprofesional ha crecido un 30 por ciento; que las pensiones mínimas han subido "tres veces más" que en los ocho años de Gobierno del PP; que se ha "preocupado" por ayudar al aumento de la natalidad con la ayuda de 2.500 euros por nacimiento de hijo o adopción; el aumento de las becas para jóvenes, formación y las ayudas al alquiler de viviendas.

"Esa es la verdad", dijo, y subrayó que ahora "oímos al PP preocuparse" por la situación de las familias para llegar a final de mes cuando "no lo hicieron durante ocho años". Por ello, reivindicó que el Gobierno socialista ha sido el que ha apoyado a la familia con todas sus actuaciones como, entre otras materias, con la aprobación de la ley de Dependencia.

En las próximas elecciones, manifestó, "se decide si seguimos con un proyecto que ha sabido crecer, repartir y ahorrar" como, según indicó, el desarrollado por el Ejecutivo que preside, que ha logrado cerrar 2007 con un superávit "de más de 20.000 millones de euros ahorrados para el futuro para gobernar y administrar bien" y con otros 52.000 millones en la Seguridad Social, frente a los 15.000 millones que había cuando accedieron al Gobierno.

En esta línea, reiteró que el PSOE ha cumplido todos sus compromisos y sabe "qué rumbo necesita este país" y enunció su pretensión de "llegar al pleno empleo" y "derrotar al paro, estar a nivel de la media europea en investigación en desarrollo e innovación y consideró que ésta ha sido la etapa "de más paz social de toda la democracia que ha permitido hacer cambios en la seguridad social pensando en todos los trabajadores, también en los autónomos".

Votar  pensando lo que representa cada uno

El presidente del Gobierno animó el próximo 9 de marzo a "votar masivamente pensando lo que unos y otros representan" y lo que han hecho y para que "nadie nos imponga ninguna moral, ni pronostique miedos ni catástrofes porque es lo que nos hace verdaderos y ganar cada día confianza como país y ciudadanos".

Según dijo, "las elecciones son el momento trascendental de la democracia" donde "cada ciudadano, con su voto libre e igual tiene la oportunidad de decidir su vida y libertad" y señaló que su primera petición en esta jornada, es que los ciudadanos "acudan a votar a quien vayan a votar" ya que consideró que es "triste que algunos cifren sus esperanzas en que la gente acuda poco" a las urnas. "Cuanta más gente vote la democracia será más fuerte y si lo es, España es más fuerte", aseveró.

El presidente del Ejecutivo aprovechó su intervención para expresar su "profundo agradecimiento" a los ciudadanos por los cuatro años que ha estado al frente del Ejecutivo, ante la reunión de mañana del Consejo de Ministros para convocar las elecciones para el próximo 9 de marzo.