Archivo de Público
Miércoles, 9 de Marzo de 2011

Zapatero pronostica una mejoría del empleo para este mismo mes

La recuperación empezará antes de abril "con toda seguridad", asegura el presidente a Mariano Rajoy en el Congreso

G. LÓPEZ ALBA ·09/03/2011 - 10:26h

Volvió Zapatero por donde solía, por los augurios optimistas; y prosiguió Rajoy por nunca dejó de ir, por la siembra de pesimismo sin otra alternativa que el cambio de inquilino en el palacio de la Moncloa.

Los últimos datos del paro registrado, que en febrero alcanzó el máximo histórico de 4.299.263 personas, dieron pie al líder del PP para volver a entonar su mantra electoral: "En esta situación no podemos continuar, señor presidente del Gobierno".

Rajoy le niega todo crédito y dice que así no se puede continuar

El jefe del Ejecutivo, tras recordar que ya había reconocido en público que el dato de febrero "no es bueno", aunque haya sido mejor que el registrado en el mismo mes de los dos años anteriores, vislumbró una lucecilla al final del túnel.

"Estamos sufriendo una crisis económica que nos ha supuesto una gran pérdida de empleo, pero también estamos convencidos de que vamos a ser capaces de recuperar el empleo, que será una tarea difícil, y que esa recuperación y datos mejores empezarán a partir de este mes, con toda seguridad", afirmó Zapatero.

Rajoy le atacó con estadísticas en ristre. A la del Inem, añadió la de la Seguridad Social, que según dijo rebaja el número de afiliados a 17.319.600 españoles, "el más bajo desde febrero de 2005". Y puso el remache con Eurostat, que sitúa el desempleo de la UE en el 9,5% y con tendencia a la baja, mientras que en España alcanza el 20,4%.

El presidente insiste en que la cobertura del paro es del 77%, la más alta conocida

Del ataque con datos se defendió Zapatero con otra cifra. La cobertura de protección al desempleo es la más alta conocida en España, del 77%.

A golpes de hemeroteca

Pasó entonces Rajoy a tirar de hemeroteca. El presidente del PP volvió a sacar un recorte ya gastado, aquel en el que se lee que Zapatero dijo que el mejor termómetro para medir la eficacia de las medidas de política económica es la creación de empleo.

Salgado quiere dos puntos menos de ahorro para que el PIB suba uno

Abierta la brecha, penetró por ella el líder de la oposición hasta donde le dio tiempo: "Señor presidente, es imposible creerle a usted porque ya en enero de 2010 nos decía que en el segundo semestre de ese año empezaría a crear empleo. En el año 2011, en enero, nos dice exactamente lo mismo. Pero sus palabras siempre se ven desmentidas por al realidad, siempre. Yo no sé si se da cuenta usted de que es muy difícil creerle, de que con usted es muy difícil que haya seguridad, que haya certidumbre, que haya confianza y que, por tanto, haya inversión y empleo".

Para lograr todo ello, ofreció Rajoy su "amplio paquete de medidas económicas, que "se va a debatir pronto en las Cortes", aunque sin fecha establecida, a expensas de lo que se determine por la Mesa del Congreso. "Si usted no tiene ideas, al menos vote las propuestas que le ha planteado el Partido Popular", dijo Rajoy con el soniquete de un eslogan electoral.

El presidente del Gobierno reiteró su "convencimiento de que todas las reformas que estamos haciendo, en el ámbito laboral, financiero, de la competitividad, van a producir los frutos que todos deseamos, que es ver cómo se produce recuperación de empleo ya en este año". Y subrayó: "Será una tarea en la que todos debemos poner el máximo empeño, porque sin duda es la máxima preocupación social y, por supuesto, del Gobierno". Nada dijo de que fuera la preocupación también del PP, que en la dialéctica parlamentaria equivale a decir que no lo es.

El miniduelo parlamentario concluyó con una reivindicación de José Luis Rodríguez Zapatero: "Usted ha dicho que conmigo la tasa de paro no baja del 20%. Le debo recordar que conmigo en el Gobierno tuvimos la tasa de paro más baja de la historia de la democracia, que fue del 8%".

Sin Rubalcaba ni Santamaría

Convaleciente el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, le guardó ausencia la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría. Así, el turno de sobresalientes los protagonizaron la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y uno de los jóvenes valores del Grupo parlamentario Popular, Álvaro Nadal.

La dama de hierro informó a la Cámara de que, según la encuesta financiera de las familias que elabora el Banco de España, la riqueza neta de los hogares españoles es de 285.800 euros, un nivel parecido al de Italia, aunque en el caso español "muy sesgado hacia las propiedades inmobiliarias".

Apuntó también Salgado que bastaría con que la tasa de ahorro "precautorio", que se ha elevado hasta el 18,8%, disminuyera 2 puntos para que el PIB aumentara uno, a lo que otorgó especial importancia porque el consumo supone algo más del 50% del PIB.

Nadal, para no ser menos que su jefe de filas, proclamó "el fracaso" de la política económica del Gobierno. "Ni reforman la economía ni se crece ni se recompone la riqueza de las familias ni se consume ni se vende", dijo de corrido.