Archivo de Público
Miércoles, 9 de Marzo de 2011

La agencia Moody's rebaja la calificación de seis bancos griegos

EFE ·09/03/2011 - 09:56h

EFE - Sucursales de dos bancos griegos, el Banco Nacional de Grecia y el Banco Alpha, en Atenas, Grecia. EFE/Archivo

La agencia de calificación Moody's anunció hoy que ha rebajado la calificación de seis bancos griegos después de devaluar el pasado lunes la deuda soberana del país heleno en tres escalones, hasta el rango de bono basura.

La rebaja, con perspectiva negativa, afecta al Banco Nacional (de Ba1 a Ba3), Alpha Bank (de Ba1 a Ba3), Eurobank (de Ba1 a Ba3), Banco del Pireo (de Ba1 a Ba3), ATEbank (de Ba2 a B1) y el Banco de Ática (de Ba2 a B1).

Moody's argumentó que la rebaja refleja las limitadas posibilidades de lograr liquidez por parte de las entidades y su dependencia en este aspecto del Banco Central Europeo.

Además agregó que "la fuerza crediticia (de un Estado) sirve como un insumo clave en la evaluación de la capacidad de un país para apoyar su sistema bancario".

Las acciones de los bancos griegos cayeron una media del tres por ciento en la sesión del martes después de la rebaja de la calidad de la deuda soberana griega.

La agencia de calificación rebajó la evaluación de Grecia debido a un riesgo de impago y la posibilidad de que el país deba reestructurar su deuda.

Grecia se salvó de la insolvencia en mayo después de aceptar un rescate financiero de 110.000 millones de euros de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de un duro programa de ajustes estructurales.

El Gobierno griego ha animado en los últimos meses a las entidades helenas a iniciar una reestructuración bancaria que fortalezca el sistema financiero griego por medio de fusiones.

El pasado julio el ATEbank fue una de las entidades europeas que suspendió el test de solvencia a la banca europea, al no alcanzar un ratio de solvencia sobre los recursos propios (Tier 1) mínimo del 6 por ciento.

Tras ese resultado el banco hizo una ampliación de capital para reforzar su ratio de solvencia por encima de los requerimientos comunitarios.