Archivo de Público
Miércoles, 9 de Marzo de 2011

10 muertos y 110 heridos en enfrentamientos religiosos en El Cairo

Cristianos coptos y musulmanes fueron sofocados anoche por las fuerzas de seguridad egipcias tras un violento enfrentamiento producido en una jornada de protestas

EFE/ PUBLICO.ES ·09/03/2011 - 09:41h

EFE/Str - Imagen de la protesta de cristianos coptos, anoche en las calles del barrio de Moqatam, en El Cairo.

 Diez muertos y 110 heridos son el resultado de un enfrentamiento entre cristianos coptos y musulmanes que se produjo durante la pasada noche en El Cairo,  después de que un grupo de cristianos cortara una autopista en una protesta por el incendio de una iglesia. Según la agencia oficial MENA, que cita al jefe de Emergencias del Ministerio de Salud, Sharif Zamel, la cifra de muertos y heridos, hasta la mañana de hoy inconclusa, ha sido recopilada en distintos hospitales donde fueron atendidas las víctimas de esos choques.

El incidente tiene su origen en el pasado día 5 de marzo. En esa fecha, una multitud que había asistido al funeral de dos musulmanes de la misma familia, peleados porque la hija de uno de ellos mantenía una relación con un cristiano, quemó el templo en el barrio de Heluan. El suceso desencadenó una serie de manifestaciones cristianas a lo largo de toda la ciudad que se extendieron anoche hasta el barrio de Moqatam, donde la mayor parte de sus residentes son cristianos dedicados a recolectar basura ("zabalín").

Según Gibrail, los cristianos, cortaron la autopista en la zona en una manifestación pacífica, lo que provocó la llegada de un grupo de musulmanes y el comienzo de los enfrentamientos con pedradas, cócteles molotov, disparos y el incendio de varias viviendas.

Las fuerzas de seguridad civiles y militares mediaron en el conflicto con disparos en el aire hasta controlar una situación que a menudo se repite en el Egipto, país que cuenta con un 10% de población cristiana frente a una mayoría musulmana

Los enfrentamientos entre coptos e islámicos se suceden de manera periódica a causa de diferencias personales y religiosas , aunque los Hermanos Musulmanes, el grupo más importante de la oposición egipcia, rechazó ayer estas divisiones sectarias y acusó a remanentes del régimen de Hosni Mubarak de provocar los incidentes.