Archivo de Público
Miércoles, 9 de Marzo de 2011

Trabajadores de Clesa intentan impedir la salida de documentación

La policía tuvo que intervenir para permitir que los directivos sacasen docuemntos que dicen necesitar para el concurso de acreedores

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·09/03/2011 - 09:22h

Miembros del comité de empresa de Clesa intentaron impedir esta pasada noche que los directivos de las dos empresas retiraran documentación. Tal fue la tensión que la policía tuvo que intervenir y los trabajadores optaron finalmente por retirarse ante las amenazas de ser denunciados.

Minutos después de que la Policía acudiera a la fábrica, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO, Jesús Villar, se trasladó a la sede de la fábrica para conocer en conversación con el director de la planta de Clesa los motivos de la retirada de esta documentación.

Al parecer directivas de Nueva Rumasa vinculadas a Clesa llenaron el vehículo con abundante documentación de la compañía, que se llevaron a la fábrica situada en la Avenida de Herrera Oria, en Madrid, poco antes de la medianoche.

Miembros del comité de empresa, formado por CCOO y UGT, explicaron a Efe que la versión que facilitaron las dos ejecutivas a la Policía, en presencia de estos trabajadores, es que retiraban los documentos porque los necesitan para presentarlos en el procedimiento concursal.

Esta retirada de documentación de la planta de Clesa se produce horas después de que el consejero delegado de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos hijo anunciara que preparan solicitar el concurso de acreedores para dos o tres empresas del grupo, aunque descartó pronunciarse si entre ellas se encontraba la propia Clesa.

Negociación en Dhul

Por otra parte, los trabajadores de la planta granadina de Dhul se volverán a reunir este miércoles con la dirección de la empresa en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) con la intención de cerrar una propuesta para el abono de los salarios y pagas extraordinarias que se debe al conjunto de la plantilla, integrada por 420 personas.

Este acto de conciliación se celebrará a partir de las 10:00 horas a petición de CCOO, después de que en el encuentro del pasado 1 de marzo la dirección de la empresa expusiera que "le han sido embargadas las cuentas" y los sindicatos le dieran un plazo de una semana para presentarles una propuesta que solucione el conflicto, según informa Europa Press el responsable de Organización del sindicato Agroalimentario de CCOO de Granada, Pedro Javier Redondo.

Según sus cálculos, la deuda de Dhul con la plantilla asciende a 1,7 millones de euros —UGT lo cifró en un millón—, ya que a las pagas extraordinarias de julio, diciembre, parte de la nómina de enero y la completa de febrero se suman "los finiquitos de los trabajadores eventuales contratados el año pasado y que aún no se han pagado".

Por ello, el sindicalista ha confiado en poder acercar posturas con la empresas y ha advertido de que de no ser así se impulsará un nuevo calendario de movilizaciones para seguir presionando.