Domingo, 13 de Enero de 2008

89-77. El Real Madrid mantiene el liderato al término de la primera vuelta

EFE ·13/01/2008 - 15:49h

EFE - El pívot belga del Real Madrid Axell Hervelle tapona el lanzamiento del pívot senegalés del Gran Canaria Dunas Sitapha Savane (d), durante el partido correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio Vista Alegre de Madrid.

El Real Madrid continuará como líder de la Liga ACB tras batir al Gran Canaria (89-77), en el último partido de la primera vuelta del campeonato.

El Real Madrid alimentó esa imagen de invitado incómodo que rodeaba al Gran Canaria frente a la virginidad de Vistalegre, que este curso también es un bastión intocable para los de fuera.

El Gran Canaria buscó las vueltas al equipo blanco a través del ritmo. El principal agitador del partido en un primer cuarto de bajas revoluciones en la maquinaria del Madrid fue el estadounidense con pasaporte croata Marcus Norris. Dos triples con la firma del base que elevaron su cuenta a ocho puntos situaron el marcador en 9-17 a los ocho minutos.

El africano Sithapa Savané amplió la renta un punto más (9-18) mientras los locales trataban de incrementar la intensidad de su baloncesto en las dos canastas.

La entrada de Felipe Reyes y del estadounidense Charles Smith aportaron las primeras señales de reactivación en la actividad blanca.

El primer cuarto, no obstante, concluyó con premio para los insulares (14-25). Sin embargo, el Madrid iba a proporcionar una respuesta fulminante que iba parar en seco a Norris, a Roberto Guerra, que había sido otra de las bazas ganadoras del Gran Canaria, y a todo el entramado insular.

El líder de la ACB niveló el choque con un parcial de 15-2 que supuso el primer impacto directo al mentón de los isleños y la primera ventaja local de la matinal de Vistalegre (31-29). La coincidencia de Raúl López y del turco Kemal Tunceri inyectó consistencia y control del 'tempo' al Madrid.

Una serie más modesta, de 0-5, pareció el principio de la reacción visitante, pero el tanteador del descanso daba signos claro de lo sucedido. El Madrid había recuperado el pulso y al Canarias le costaba mucho más mantener la primacía sobre los biorritmos del partido.

Reyes, la actividad defensiva y, a partir de ahí, el despliegue de ataques más rápidos, engarzaron la segunda oleada de puntos sin respuesta sobre el aro rival, la que acabó con el bloque canario.

El Gran Canaria se vio de pronto con todo perdido después de un parcial de 18-1 (55-44 m.25). Aún así, buscó el repunte. Empezó a limar esa máxima diferencia de once puntos que señaló la fase más desequilibrada del choque y, mediado el tercer periodo, había recuperado todo su esplendor como invitado peligroso (70-68).

El Madrid replicó rápido y a la línea de flotación. De entrada, un triple de Tunceri, luego apareció el estadounidense Louis Bullock y también el belga Axel Hervelle. Entonces el choque se acabó para el Gran Canaria (77-68) porque el Madrid había roto el partido.

- Ficha técnica:

89 - Real Madrid (14+23+29+23): López (0), Bullock (8), Pelekanos (0), Hervelle (13), Papadopulos (10) -cinco inicial-, Reyes (9), Smith (10), Sekulic (4), Mumbrú (11), Tunceri (15) y Aguilar (0).

77 - Gran Canaria (25+16+17+19): Norris (13), English (6), Moran (5), Caner-Medley (8), Savané (13) -cinco inicial-, David (2), Guerra (17), Freeland (2), Fernández (0), Baldo (5) y Pérez (6).

Arbitros: Hierrezuelo, Fernández y Soto. Excluyeron por personales a Hervelle (m.40).