Archivo de Público
Miércoles, 9 de Marzo de 2011

EEUU plantea dejar en tierra un 'rover' marciano de la ESA

Un informe aconseja a la NASA abaratar sus proyectos y puede afectar a misiones conjuntas

PÚBLICO ·09/03/2011 - 08:00h

Recreación del MAX-C' (izda) y el ExoMars'.

Después de que la Agencia Europea del Espacio (ESA) haya cumplido con la fase de diseño de un nuevo rover marciano y a punto de comenzar su construcción, según acuerdo con EEUU, la NASA podría volar a Marte dejando al robot europeo en tierra. Así se desprende de una de las recomendaciones de un informe elaborado para la agencia estadounidense por el Consejo Nacional de Investigación de EEUU (NRC).

La NASA se enfrenta a un futuro difícil en un contexto de recorte de fondos. Cinco paneles de científicos del NRC han sopesado las posibilidades y han establecido un orden de prioridad en las misiones de exploración planetaria que EEUU debería abordar en el decenio 2013-2022. El problema, dice el NRC, es que hay que abaratar las misiones.

El número uno en las prioridades de la NASA, según el NRC, debe ser el Mars Astrobiology Explorer Cacher (MAX-C), un rover para recoger rocas marcianas. Según el acuerdo entre la ESA y la NASA, el MAX-C y el europeo ExoMars, un perforador que buscará signos de vida en el suelo marciano, partirán en el mismo cohete en 2018. Más adelante, ya en la década de los veinte, una nueva misión volaría a Marte para recoger la cosecha del MAX-C y traerla a la Tierra para su estudio.

Reparto "equitativo"

El NRC fija un coste máximo para la misión de 2.500 millones de dólares, 1.000 por debajo del presupuesto actual. Y una de las opciones para la rebaja es prescindir del aparato europeo. Sin embargo, el presidente del panel de la NRC, el profesor de la Universidad de CornellSteve Squyres, trató ayer de quitar hierro: "Pensamos que la rebaja debe repartirse equitativamente entre NASA y ESA porque es muy importante mantener esta colaboración. No podemos dejar todo lo malo del lado de la ESA, debe hacerse un reparto justo", dijo a la BBC.

Las siguientes prioridades, según el NRC, son una misión a Europa una luna de Júpiter que podría albergar vida en su océano subglacial y una sonda a Urano.