Archivo de Público
Miércoles, 9 de Marzo de 2011

Dinamarca pide tres años de cárcel para Uralde

El exdirector de Greenpeace confirma que acudirá al juicio, aún sin fecha

AINHOA IRIBERRI ·09/03/2011 - 06:00h

López de Uralde (izquierda), durante la irrupción de los activistas en la gala. - AFP

La Fiscalía danesa pedirá hasta tres años de cárcel (uno por allanamiento y dos por falsificación) para los cuatro activistas de Greenpeace incluyendo al director de Equo, Juan López de Uralde que desplegaron una pancarta en la cena de gala celebrada en el Palacio de Christiansborg durante la cumbre del clima de Copenhague, en diciembre de 2009. Se confirman así los cargos que el Ministerio de Justicia danés comunicó el 1 de marzo a los imputados, que incluyen además el agravante de delito contra la reina.

López de Uralde, que se enteró de la noticia el lunes por la noche cuando se encontraba en la capital danesa participando en una reunión sobre el derecho a la protesta pacífica, la calificó de "decisión política de un Gobierno conservador", algo que, a su juicio, demuestra el hecho de que haya sido el propio Ministerio de Justicia el que ha decidido "desempolvar un artefacto legal que no se había utilizado desde hace más de 80 años", refiriéndose al artículo 115 del Código Penal, que aumenta la pena de los cargos a los que se aplica por haber cometido un delito contra la reina.

Se aplicará el agravante de ofensa a la reina por primera vez en 80 años

El siguiente paso al que se enfrentarán López de Uralde y sus tres compañeros el suizo Christian Schmutz, la noruega Nora Christiansen y el holandés Joris Thijssen es la fijación de la fecha de juicio. Según el abogado de Greenpeace España José Manuel Marraco, es "una especie de misterio" saber cuándo será dicho juicio. El letrado considera que los daneses no han sido "respetuosos con el procedimiento" desde el momento en que tuvieron 21 días encerrados a los activistas en 2009. "Dinamarca es la gran decepción del respeto a los derechos humanos", valoró.

Por su parte, el director de campañas de Greenpeace España, Mario Rodríguez, señaló que no esperaban "una calificación tan dura". "La justicia tiene que ser justa", afirmó. Rodríguez recordó también que, aunque López de Uralde ya no es director ejecutivo de Greenpeace lo era cuando sucedieron los hechos, sigue siendo "socio y activista" de la organización, y contará con "toda la cobertura legal y apoyo que merece".

López de Uralde, que regresó ayer de Dinamarca, explicó en conversación telefónica que, hasta que se celebre el juicio, cree que habrá que movilizarse "por el atropello a la protesta pacífica que supone esta decisión". Para el ecologista, todo este proceso "tiene más que ver con la política que con la justicia", algo que se pudo ver desde el primer momento cuando, tras su detención, se les dijo que se les iba a deportar a Alemania, "la acción lógica" para, al día siguiente, cambiar de idea y meterlos en la cárcel. "Desde ese momento, se vio que era una decisión política", subrayó.

En Greenpeace España no esperaban unos cargos tan duros

Aunque el juicio será en Dinamarca, a López de Uralde no se le pasa por la cabeza eludir la cita. A pesar de que considera que el Gobierno "a día de hoy" tiene intención de usarlos como "cabezas de turco del fracaso de la cumbre de Copenhague", el director de Equo está "deseando explicar ante el juez" lo que les llevó a protagonizar la acción de protesta. "Queremos luchar y defender nuestra inocencia. Asumo con orgullo lo que hice y tenemos a millones de personas que nos respaldan en nuestra lucha y nos van a ayudar a defender nuestra inocencia", concluyó.