Archivo de Público
Martes, 8 de Marzo de 2011

La CE propone reforzar el apoyo económico y político a la democracia en los países árabes

EFE ·08/03/2011 - 14:46h

EFE - Rebeldes libios defienden su posición mientras son atacados por las fuerzas aéreas libias, leales al líder libio Muamar al Gadafi, en Ras Lanuf, Libia.

La Comisión Europea (CE) ha propuesto hoy reforzar el apoyo económico y dar facilidades en diversas áreas, como la obtención de visados, a los países del sur del Mediterráneo, con el objetivo de impulsar la consolidación de la democracia en la región.

El colegio de comisarios europeos ha aprobado un documento que servirá de base a las discusiones que el viernes mantendrán en Bruselas los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete, que celebran una reunión extraordinaria sobre la situación en Libia y otros países del mundo árabe.

El texto, de 17 páginas, apuesta por replantear la política europea hacia esos países con el fin de apoyar los procesos de transición democrática, después de años de relaciones con regímenes que han sido depuestos, como el de Hosni Mubarak en Egipto o el de Zine El Abidine Ben Ali en Túnez, o que pasan por graves apuros como el de Muamar el Gadafi en Libia.

"La UE no puede ser un espectador pasivo. Necesita apoyar abiertamente el deseo de la gente (...) de tener las mismas libertades que nosotros consideramos nuestros derechos", señala el texto preparado por los servicios de la Alta Representante, Catherine Ashton, y del presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso.

Para ello, Bruselas se compromete a apoyar a cualquier país que avance en las reformas a través de un "Partenariado para la Democracia y la Prosperidad Compartida".

La CE apuesta por un sistema de "incentivos", en el que el respaldo a cada socio dependería de sus progresos en diversos ámbitos, vinculados principalmente con la democracia y el respeto de los derechos humanos.

Entre las ventajas que Europa estaría dispuesta a conceder figuran apoyo económico, facilidades comerciales y un régimen más beneficioso para el movimiento de personas.

"A corto plazo, la Comisión trabajará con los Estados miembros en legislación sobre migración legal y política de visados para apoyar el objetivo de una mayor movilidad, en particular, para estudiantes, investigadores y empresarios", apunta el documento.

Si esas políticas funcionan de forma satisfactoria, la CE considera que se podría avanzar de forma gradual hacia la liberalización de visados con algunos países del Mediterráneo.

En el apartado de las ayudas económicas, la idea de la Comisión es redirigir parte de las ya existentes -aproximadamente 4.000 millones de euros para la región hasta el fin de 2013- para asegurar que se utilicen en apoyo de la democracia.

Además, se muestra dispuesta a ampliar esas cifras y a promover las inversiones en los países de la zona.

Todas estas propuestas serán estudiadas por los líderes de la Unión el próximo viernes, cuando la UE espera lanzar una clara señal de apoyo a los procesos de democratización en el Mediterráneo y Oriente Medio.