Archivo de Público
Martes, 8 de Marzo de 2011

La ONU acelera la repatriación de los bangladesíes que salieron de Libia

EFE ·08/03/2011 - 12:31h

EFE - El El director general de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), William Lacy Swing, (i), y el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres, (d), llegan al encuentro que han mantenido junto al ministro tunecino de Exteriores, Mouldi Kefi, en la capital tunecina.

La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) trasladará hoy a su país a unos 2.200 trabajadores bangladesíes que abandonaron Libia por las fronteras de Túnez y Egipto, pero advirtió de que necesita más aviones de larga distancia para seguir repatriando a estos ciudadanos.

En Túnez, donde todavía hay unos 13.000 bangladesíes en el campo de refugiados de Chucha, junto a la frontera de Ras el Jedir, 1.264 partirán hoy en vuelos chárter fletados por la OIM.

Otros 516 que cruzaron a Egipto por la frontera de Al Salum saldrán en otros tres vuelos chárter hacia su país.

Y un tercer grupo, en este caso de 372 bengalíes que llegaron ayer al puerto egipcio de Alejandría en un ferry fletado por esta agencia de la ONU, también volarán a su país desde el aeropuerto alejandrino.

Pero la OIM advirtió hoy de que necesita decenas de aviones más para poder completar las evacuaciones, mientras las condiciones en el puesto fronterizo de Al Salum, en Egipto, se deterioran para los refugiados, muchos de los cuáles duermen al raso a pesar de las bajas temperaturas de la noche y los fuertes vientos del desierto.

El director general de la OIM, William Lacy Swing, y el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Antonio Guterres, visitarán hoy el puesto fronterizo de Ras el Jedir, en Túnez, para conocer de cerca la situación.

Unos 215.000 trabajadores emigrantes de diversas nacionalidades han abandonado ya Libia desde el comienzo de la crisis el 20 de febrero, de acuerdo con los datos de la ONU, que espera que unos 400.000 salgan del país para huir de los combates entre las fuerzas del dictador Muamar Gadafi y la resistencia.

De ellos, 113.000 huyeron a Túnez (entre ellos 19.000 tunecinos y 45.000 egipcios), y 99.000 salieron a Egipto (de los cuáles 68.000 egipcios), y otros 2.000 salieron por Níger (de ellos 1.800 originarios de ese país).