Archivo de Público
Martes, 8 de Marzo de 2011

Una misa por los votos del PP

El PP de Poio (Pontevedra) hizo campaña en misa el pasado domingo

MARIOLA MORENO ·08/03/2011 - 01:00h

El Partido Popular de Galicia ha llevado la precampaña electoral de las municipales hasta el púlpito. Una misa celebrada en el Monasterio de Poio, en Pontevedra, fue el escenario elegido el domingo por los conservadores para reclamar el voto. Según publicó ayer el diario Faro de Vigo, a ambos lados del altar en el que se ofició la eucaristía, se colocaron sendos carteles electorales del PP de grandes dimensiones con los lemas Podemos confiar y Cambio.

La misa-mitin, convocada por la agrupación municipal de los conservadores a través de las redes sociales Facebooky Twitter, contó con la participación de la conselleira de Mar del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo, tal y como atestiguan las fotografías difundidas por el partido.

Los conservadores colocaron grandes carteles con sus lemas electorales

"Acto de confraternización"

La exhibición de inmensos carteles electorales "contrarió" a muchos de los asistentes a la celebración que vieron cómo política y religión se mezclaban, según Faro de Vigo.

Desde el PP defendían ayer la celebración de la eucaristía que calificaron de "acto de confraternización organizado por el candidato del partido en Poio, que incluía una misa posterior". Un portavoz de la formación conservadora rechazó además que el sacerdote ignorase que las pancartas se habían colocado en la capilla.

La conselleira de Mar de la Xunta acudió al culto religioso

También el presidente de la Diputación de Pontevedra, el conservador Rafael Louzán, defendió la celebración de la eucaristía patrocinada, al tiempo que calificó de "anecdótico" la presencia de carteles electorales.

El alcalde del municipio pontevedrés, el nacionalista Luciano Sobral, consideró en cambio que al celebrar un mitin en una iglesia, el PP "vuelve a épocas pasadas: el nacionalcatolicismo". El regidor, en un comunicado, añadió que para el BNG es "fundamental, por una cuestión de salud democrática", la separación entre la Iglesia y los partidos políticos porque "la Iglesia tiene que estar al margen de la confrontación partidista".

En este sentido, el primer edil calificó de "retroceso democrático" que la Iglesia entre en el "juego partidario" al permitir un acto político con cartelería y propaganda partidaria del PP, con lo que se posiciona claramente a favor de ese partido".

Este diario contactó ayer con la Conferencia Episcopal Española para recabar la versión de la Iglesia sobre los hechos, que remitió a la Diócesis de Tui-Vigo a la que se adscribe el monasterio de Poio, pero en el Obispado pontevedrés no respondieron a las reiteradas llamadas efectuadas.