Domingo, 13 de Enero de 2008

El asesor de Abás urge a Hamas a reconocer los acuerdos de la OLP con Israel

EFE ·13/01/2008 - 11:59h

EFE - El primer ministro israelí Ehud Olmert durante el Consejo de Ministros semanal en Jerusalén, Israel, hoy.

El negociador palestino Saeb Erekat, asesor del presidente Mahmud Abás, urgió hoy al liderato del Movimiento Islámico Hamas a reconocer y respetar los acuerdos firmados entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel.

Hamas, que controla desde hace siete meses la franja de Gaza, donde arrebató el poder a Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), no está afiliado a la OLP, y reniega de esos acuerdos, como el de Oslo (1993), pues no reconoce la legitimidad del Estado hebreo "levantado en tierras sagradas del Islam".

Erekat reaccionó de ese modo ante las declaraciones que hizo el depuesto primer ministro Ismail Haniye, líder de Hamas en Gaza, al recibir ayer en el estadio Yarmuk a centenares de peregrinos musulmanes que regresaron de La Meca, en Arabia Saudí.

Haniye y su movimiento repudian las negociaciones de paz que entabló el mes pasado Abás con el Gobierno de Israel con la promesa de que este mismo año, y con el patrocinio de Estados Unidos, podrá establecer un estado palestino independiente en Cisjordania y Gaza, y probablemente con capital en los barrios árabes de Jerusalén.

"No aceptaremos un estado palestino enano", proclamó Haniye, excluido del nuevo proceso de paz pues su Movimiento es considerado una "organización terrorista" por Estados Unidos y la Unión Europea.

Al negarse a reconocer los acuerdos suscritos por la OLP con Israel, entre otros el de autonomía para Cisjordania y Gaza, y otro para la cooperación económica y en otras áreas, "Hamas alienta a Israel para que se resista a hacer las paces", dijo Erekat esta mañana a la emisora oficialista Voz de Palestina.

La comunidad internacional, representada en el Cuarteto de Madrid -EEUU, la Unión Europea, Rusia y la ONU- condiciona sus relaciones con Hamas a que reconozca al Estado israelí -que cumplirá en mayo próximo 60 años-, que renuncie a la violencia y se adhiera a las negociaciones de paz, que estaban estancadas desde 2001.