Archivo de Público
Lunes, 7 de Marzo de 2011

Asocian el consumo de drogas con los accidentes aéreos

Reuters ·07/03/2011 - 16:22h

Por Kerry Grens

Después de un accidente aéreo, se triplica la cantidad de resultados positivos en los test para detectar el consumo de drogas en los empleados de las aerolíneas.

"Quisimos conocer si esa violación a la norma está asociada con el riesgo de participar en un accidente aéreo", indicó el doctor Guohua Li, autor principal de un nuevo estudio gubernamental. "La respuesta es claramente sí", agregó.

Sin embargo, aclaró que el consumo de drogas es poco frecuente en los empleados de las aerolíneas y que la industria, que es considerada la más segura, puede estar tranquila.

El equipo de Li, de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Columbia University, analizó casi 5.000 resultados de test realizados después de accidentes. Se considera como un accidente de aviación uno que causa lesiones graves o más de 50.000 dólares en daños.

Luego los comparó con más de un millón de resultados de análisis realizados al azar y que sirven para identificar signos de marihuana, cocaína y heroína en el organismo.

Tras un accidente, 91 empleados (18 de cada 1.000) obtuvieron resultados positivos, a diferencia de seis de cada 1.000 empleados evaluados al azar.

"Es algo muy, muy raro" si se lo compara con lo que sucede en otras industrias, como la de los camiones, en los que entre 20 y 30 de cada 1.000 empleados consumen drogas, indicó Li.

Lo más alentador, agregó, son los resultados de las tripulaciones, incluidos los pilotos: sólo cinco de cada 10.000 test aleatorios dieron positivos. Luego de los accidentes, eso sucedió en dos de cada 436 test (menos de cinco de cada 1.000) realizados sobre las tripulaciones.

El equipo obtuvo los datos de la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, que exige realizar estos análisis al azar y después de un accidente a las tripulaciones, el personal de mantenimiento, los instructores de vuelo, los coordinadores de seguridad en tierra, los controladores del tráfico aéreo y otros empleados de las aerolíneas y los taxis aéreos.

Los autores revisaron 10 años de resultados de esas pruebas, de 1995 al 2005, mientras que el impacto laboral refleja el período 2003-2005, publicaron en Addiction. El equipo afirmó que el consumo de drogas tiene "un papel pequeño" en los accidentes aéreos (uno de cada 100).

"La FAA no coincide con las conclusiones de los autores y considera que el estudio tiene sesgos", indicó un vocero, que se negó a opinar. El Comité Nacional de Seguridad en el Transporte, que investiga los accidentes aéreos, se negó a hablar sobre el estudio.

En tanto, Li destacó el éxito del programa de control aleatorio de consumo de drogas de la industria de la aviación.

Y Victoria Day, vocera de la Asociación de Transporte Aéreo del país, que representa a la industria, respondió a Reuters Health: "Las aerolíneas de Estados Unidos poseen un registro de seguridad indiscutido y sus programas sólidos de control del consumo de drogas y alcohol influyen en ese registro".

La marihuana fue la droga más común hallada en los test aleatorios, aunque el consumo de anfetaminas creció con los años. Una falla de esos programas es que no se ocupan del abuso de remedios, que puede "alterar el rendimiento y la seguridad", comentó Li.

FUENTE: Addiction, online 10 de febrero del 2011.