Archivo de Público
Lunes, 7 de Marzo de 2011

Garzón reclama todas las escuchas de la 'Gürtel'

Afirma que prueban que se utilizó a los abogados

ÁNGELES VÁZQUEZ ·07/03/2011 - 11:12h

Baltasar Garzón volvió ayer a declarar ante el magistrado del Tribunal Supremo Alberto Jorge Barreiro. Esta vez a petición propia, pero sin que se hayan practicado las pruebas que solicitó y que fueron rechazadas por el instructor. Para realizar su segunda declaración pidió escuchar todas las conversaciones intervenidas a los imputados en el caso Gürtel que en ese momento se encontraban presos. Con ellas explicaría los indicios en los que se basó para adoptar la medida cuestionada.

El fiscal y el primer querellante, el abogado y exfiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Peláez, no se opusieron a la petición, que habría supuesto la interrupción de la comparecencia hasta poder oír las conversaciones.

El instructor Jorge no suspende la vista y aplaza su decisión sobre las grabaciones

Pero los abogados de los principales imputados en la Gürtel, Francisco Correa y Pablo Crespo, José Antonio Choclán y Pablo Rodríguez Mourullo, respectivamente, se opusieron. El primero alegó que se trata de pruebas anuladas en el caso Gürtel y que, por tanto ,no pueden utilizarse en ningún otro procedimiento.

Garzón objetó entonces que él se enfrenta a una petición de 17 años de inhabilitación y que las escuchas son nulas en el caso Gürtel, pero no en este procedimiento, donde son claves para su defensa.

El instructor, el magistrado Jorge, rechazó la petición y alegó que se pronunciará sobre las comunicaciones en su momento. Tiene pendiente de resolver el recurso de la defensa de Garzón contra el expurgo de las conversaciones ya realizada a petición de Crespo.

El magistrado alega indefensión por la denegación de las pruebas solicitadas

Garzón recordó entonces el auto del actual instructor del caso Gürtel, Antonio Pedreira, de 20 de abril de 2009, en el que prorrogó las escuchas ordenadas por su antecesor en el procedimiento. En él figuran conversaciones en las que los abogados de los imputados presos parecen hablar más que de estrategia de defensa. En una de ellas, Correa le dice a Choclán que en un determinado asunto "tiene que quedarse al margen". Y, en otro le informa que de "elementos internacionales" se encarga el abogado José Antonio LópezRubal, Pepechu, que estuvo imputado en el caso.

Matiz de acusación

Es decir, que Garzón matizó aquella afirmación que hizo cuando declaró por primera vez en la causa, consistente en que no había indicios contra los abogados escuchados cuando hablaban con sus clientes presos. Ayer precisó que la utilización de los letrados pudo hacer "incluso sorprendiendo su buena fe".

El juez insistió en que la intervención de las comunicaciones era necesaria para impedir que se siguieran cometiendo los delitos que se imputan a la trama corrupta y para recuperar "importantes sumas dinerarias que se mantenían en la más absoluta opacidad".

Las acusaciones han manifestado que la declaración del juez no ha aportado novedades a la investigación.