Archivo de Público
Lunes, 7 de Marzo de 2011

Corea del Norte propone conversaciones a la Cruz Roja surcoreana

EFE ·07/03/2011 - 07:53h

EFE - Soldados surcoreanos patrullan la frontera en Corea del Norte en la zona desmilitarizada de Imjingak en la provincia de Gyeonggi-do (Corea del Sur). EFE/Archivo

Pyongyang propuso hoy conversaciones entre delegaciones de la Cruz Roja de las dos Coreas para tratar el retorno de 31 norcoreanos que desembarcaron en una isla surcoreana en febrero, informó la agencia loca Yonhap.

Según el Ministerio de Unificación surcoreano, la Cruz Roja norcoreana ha planteado para este miércoles una reunión de trabajo entre ambas partes en la zona fronteriza común de Panmunjom.

La propuesta norcoreana llega después de que el pasado viernes el régimen comunista de Pyongyang se negase a aceptar el retorno de solo 27 de los 31 norcoreanos, ya que, según Seúl, cuatro expresaron su deseo de permanecer en Corea del Sur.

Los norcoreanos llegaron en barco el pasado 5 de febrero a la isla fronteriza surcoreana de Yeonpyeong, aparentemente desorientados por la niebla, y desde entonces han sido sometidos a un mes de interrogatorios en Corea del Sur.

En la última fase de ese proceso de entrevistas dos hombres y dos mujeres mostraron su deseo de desertar, por lo que las autoridades surcoreanas habían decidido que no se unirían al grupo de repatriados.

Seúl ha negado que haya existido coerción para que los norcoreanos pidan asilo, mientras Pyongyang exigió el jueves pasado el retorno de los 31 y acusó a Seúl de utilizarlos como "rehenes" a favor de sus intereses.

Corea del Norte podría utilizar el asunto de los repatriados como un medio para volver a sentar en la mesa de negociaciones a representantes de los dos países, después de que en febrero unas reuniones de coroneles, las primeras en cinco meses, se saldasen sin acuerdo.

Desde que comenzó 2011 las dos Coreas se han mostrado dispuestas al diálogo para reducir la tensión entre los dos países, en máximos desde el bombardeo norcoreano con obuses de noviembre a la isla surcoreana de Yeonpyeong.

No obstante, Seúl exige que el régimen de Pyongyang se responsabilice del ataque a Yeonpyeong, que dejó cuatro bajas surcoreanas, y reconozca su participación en el hundimiento en marzo de 2010 de la corbeta surcoreana "Cheonan", en el que murieron 46 marinos.

El régimen de Kim Jong-il ha negado en todo momento su responsabilidad en el incidente del "Cheonan" y asegura que el ataque a Yeonpyeong fue provocado por las maniobras militares surcoreanas en las cercanías.