Archivo de Público
Lunes, 7 de Marzo de 2011

La CEOE se enfrenta a su juicio por acoso laboral esta semana

Se juzgan sus prácticas en plena discusión de la reforma de la negociación colectiva

B. CARREÑO ·07/03/2011 - 08:20h

El director del departamento de Relaciones Laborales, José de la Cavada. M. Patxo

A primera hora de la mañana del miércoles, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE, tiene una cita en la Sala número 9 de los Juzgados de lo Social de Madrid. La Justicia ha llamado a la patronal española a aclarar su papel en una de las faltas más graves en las que puede incurrir una empresa: permitir que se conculquen los derechos de sus empleados en el puesto de trabajo.

Aunque la demandada es la CEOE en su conjunto, es una persona la que ha desen-cadenado el proceso judicial: José de la Cavada, director del departamento de Relaciones Laborales y actual interlocutor ante los sindicatos de la reforma de la negociación colectiva. De la Cavada fue acusado el pasado marzo por varios empleados de su departamento, en su mayoría mujeres, de infligirles "continuas vejaciones". Después de agotar los cauces internos, como pedir al secretario general de la organización, José María Lacasa, el cambio de puesto del ejecutivo, los trabajadores decidieron denunciar ante la Inspección de Trabajo la situación que estaban sufriendo.

La demanda está planteada por la propia Comunidad de Madrid, que quiere que sea un juez el que dictamine la gravedad de los sucesos ocurridos dentro de la organización que representa a todos los empresarios españoles, para aplicar la multa que en julio del año pasado le impuso la Inspección de Trabajo a la CEOE. Aunque la Consejería de Empleo tiene seis meses de plazo para imponer la multa, de 25.001 euros, ha esperado hasta el último momento para pasar la causa a la Justicia, un paso preceptivo en el proceso administrativo al existir una acusación de discriminación laboral.

En la documentación remitida al juzgado por parte de la Comunidad de Madrid se incluyen las actas de la Inspección de Trabajo. En ellas, se recoge que en la CEOE se han dado "actos contrarios a la dignidad de los trabajadores, pues han tenido que soportar unas condiciones de trabajo que suponen una vulneración del derecho a la consideración debida". La Inspección recuerda que "la empresa está obligada a procurar un ambiente de trabajo libre de humillaciones y tratos vejatorios del tipo que sean".

Además, conforme a la ley, la Inspección recuerda que "la vulneración de la dignidad al trabajador no sólo consiste en que se le ofenda de palabra o se le falte verbalmente al respeto, sino que también se produce con el vacío sistemático por un tiempo prolongado de sus cometidos laborales (...) o en la asignación de tareas de imposible realización".