Archivo de Público
Lunes, 7 de Marzo de 2011

El poder de la mujer en la cúpula empresarial se estanca

El número de consejeras ejecutivas no crece desde 2007. La ley de Igualdad obliga a que haya un 40% de mujeres en el Consejo de Administración en 2015 frente al 10,8% actual

 

PILAR BLÁZQUEZ ·07/03/2011 - 08:00h


Se busca candidato o candidata para ocupar puesto en el Consejo de Administración. Se requiere alto nivel de inglés y formación en escuelas internacionales. Fundamental, experiencia previa en puesto similar.

Este anuncio, que podrían haber publicado muchas de las grandes empresas españolas, esconde uno de los grandes problemas del acceso de las mujeres a los cargos de mayor poder dentro de los consejos de administración. "Pedir experiencia previa, cuando históricamente la presencia de la mujer en estos puestos ha sido mínima, es una argucia para no incorporar mujeres", asegura Carlos Alemany, director de Kron/Ferry International, una firma de cazatalentos de alta dirección.

En las empresas del Ibex hay 54 mujeres consejeras frente a 448 hombres

Este es sólo uno de los motivos por los que el número de consejeras con cargo ejecutivo en los consejos del Ibex 35 permanece anclado en dos desde el año 2007, cuando se alcanzó el máximo histórico: la vertiginosa cifra de cuatro féminas.

Pero ni siquiera anuncios como el anterior son habituales. En España, el sistema de selección de miembros de consejos de administración todavía se rige por el tradicional sistema del: "Oye, ¿conoces a alguien bueno para?". Y entre las respuestas de los colegas, pocas veces surge un nombre de mujer. Según el estudio sobre la presencia de mujeres en los consejos de administración del Ibex 35 que publica el observatorio Add Talentia, sólo cuatro accedieron a un puesto en alguno de esos consejos durante 2010, frente a las seis del año anterior o a las 14 de 2008. El porcentaje total de mujeres frente a hombres apenas avanzó 0,6 puntos en 2010, hasta el 10,8%. Es decir, 54 mujeres frente a 502 hombres.

"Pero no es sólo cuestión de presencia, es cuestión de poder. Está comprobado que cuando alguien está en un grupo minoritario (por debajo del 15%) no es posible influir en las decisiones", advierte Luzma Piqueres, consejera de Add Talentia. Sólo en nueve de las 35 empresas del Ibex, la presencia de mujeres supera ese 15%. "El Código de Buenas Prácticas recomienda que los consejeros tengan carácter y sepan decir no', pero si eres el elemento extraño, oponerse es más difícil por mucho carácter que se tenga", asegura Alemany.

Varios informes aseguran que ellas aportan valor a la cuenta de resultados

Los motivos por los que las grandes empresas tienen tantas reticencias podrían llenar una enciclopedia según a quién se consulte. Empresas que ven el Código de Buenas Prácticas como una intromisión en su estilo directivo; las mujeres no tienen la formación y experiencia adecuadas; rechazo a las cuotas, incluso por parte de las propias mujeres directivas; egos excesivos entre directivos del siglo pasado... Pero en lo que mayor consenso hay es en que la red de relaciones sociales, el famoso networking, todavía es minoritario en el lado femenino.

"La realidad es que se ha planteado este reto como un tema cuantitativo y de lo que se trata es de facilitar la comunicación en las altas esferas como se hace en cualquier otro nivel empresarial", explica Pilar Gómez-Acebo, presidenta de honor de la Federación Española de Mujeres Directivas (Fedepe) y una de las mayores activistas de España en favor de las mujeres directivas. Ella, que siempre ha estado a favor de las cuotas, reconoce ahora que son "un motivo de enfrentamiento incluso entre mujeres, por lo que habría que buscar un sistema para incentivar la presencia femenina, pero sólo temporal.

Para Ana Mª Llopis, representante de la Red de Mujeres Europeas (EPWN) y consejera en varias empresas internacionales, la mejor solución es implantar una rotación anual de los consejeros, "como se hace en Europa" y buscar mujeres que "no sean clónicas de los hombres o supermujeres".

De seguir así, conseguir el reto de la Ley de Igualdad de que en 2015 haya un 40% de mujeres en los consejos de administración va a costar 21 años, según el informe de Add Talentia.

Claro que, si la razón no les convence, tal vez sí lo haga la cuenta de resultados. Varios informes, entre ellos el Women Matter (Asuntos de Mujer), de la consultora McKinsey, confirmaba en 2007 que las empresas con más mujeres en puestos de decisión conseguían mejores resultados financieros. Otra consultora, Boston Consulting Group, asegura que las mujeres representan el 70% del poder de compra. ¿Cuánto tiempo podrán prescindir de quienes representan mejor a los clientes?

Y otro dato que sin duda importará mucho en caso de necesidad: "Los fondos de inversión internacionales cada día valoran más la presencia de la diversidad de género en los Consejos a la hora de definir el destino final de sus inversiones.