Domingo, 13 de Enero de 2008

El taller Centro Cerámico dedicará una serie al padre Mariana, instructor de Felipe III

EFE ·13/01/2008 - 13:16h

EFE - Ana Fernández-Pecci y Juan Carlos Albarrán Montealegre en su taller de artesanía del "Centro Cerámico de Talavera" que, coincidiendo con su quince aniversario, ha organizado un amplio proyecto cultural entre cuyos objetivos figura reivindicar y redescubrir al Padre Juan de Mariana, el jesuita talaverano instructor de Felipe III, al que va a dedicar una nueva serie cerámica.

El taller "Centro Cerámico Talavera", que ha organizado un proyecto cultural con motivo de su quince aniversario, pretende "reivindicar" y "redescubrir" al padre Juan de Mariana, el jesuita talaverano instructor de Felipe III al que va a dedicar una nueva serie cerámica.

Ana Fernández-Pecci, Juan Carlos Albarrán Montealegre y Ramón González Colilla son los responsables de "Centro Cerámico Talavera", un taller que en estos años ha alcanzado un notable prestigio en la producción de cerámica talaverana por la calidad de sus piezas, investigar la tradición y permanecer fieles a ella, así como por actualizar series que habían sido olvidadas en los alfares talaveranos.

Coincidiendo con el quince aniversario de su apertura, este taller, que ha difundido su producción en numerosos países y colecciones, ha organizado un mosaico de actividades abiertas a la ciudad y, sobre todo, a los amantes de la cerámica de Talavera de la Reina con independencia de su lugar de residencia.

Entre todas las actividades programadas para los próximos días, destaca una exposición que pretende aunar tradición, vanguardia y nuevas tecnologías y que estará abierta en el centro cultural San Prudencio, de Talavera de la Reina, del 18 al 31 de enero.

Los tres ceramistas han avanzado a EFE que su objetivo no es sólo divulgar la cultura de la cerámica talaverana, sino "provocar" y explorar nuevos ámbitos, para lo cual han querido reunir a colaboradores muy diversos, algunos de ellos jóvenes diseñadores y artistas que se han marcado como reto incorporar la cerámica a las creaciones más actuales, desde el grafiti hasta la fotografía.

Dentro de este amplio proyecto cultural del taller "Centro Cerámico Talavera" uno de los retos es "reivindicar y redescubrir" a Juan de Mariana, el erudito jesuita talaverano instructor de Felipe III que publicó una densa e influyente obra política, económica, sociológica y literaria hace cuatrocientos años y cuya figura no había sido abordada desde el aspecto cerámico hasta ahora.

Fernández Pecci, Albarrán Montealegre y González Colilla han trabajado en su figura y obra hasta crear piezas singulares vinculadas a su persona, su época o su legado cultural, algunas clásicas y otras tan originales como un espectacular ajedrez cuyas figuras representan personajes fundamentales en la obra del padre Juan de Mariana.

El profesor de Diseño José Luis Espinosa es el creador de este proyecto cultural y ha explicado a EFE cómo hiló, hace ya meses, las ideas que iban surgiendo.

Espinosa dice que el "Centro Cerámico es un taller muy abierto, aquí se habla de cerámica, pasa mucha gente de lugares diversos y todos aportan su visión".

Añade que durante estos años el taller "ha sido y sigue siendo un lugar de encuentro para los amantes de la cerámica, y de este poso han nacido los enfoques y objetivos que hemos perfilado".

El proyecto cultural del taller se denomina "Work in progress", una expresión habitual que indica "estamos trabajando" y que los artesanos talaveranos lanzan en inglés para "provocar" otro nuevo contraste entre lo local y lo global.

Además de jóvenes diseñadores y artistas, los ceramistas han contado con colaboradores dispares que interpretarán la cerámica dentro de sus ámbitos, desde una empresa de interiorismo hasta un jardinero o un cuchillero de Albacete.