Archivo de Público
Domingo, 6 de Marzo de 2011

El Barça, sin Piqué ni Puyol en defensa

El capitán recae de su lesión y también será baja ante el Arsenal

NOELIA ROMÁN ·06/03/2011 - 17:09h

Puyol en una rueda de prensa durante esta temporada. EFE

Postrado aún en el hospital, soportando como buenamente puede las dolorosas arremetidas de la hernia discal, Pep Guardiola recibió ayer una noticia que, seguro, no contribuirá a mejorar su maltrecha espalda: Carles Puyol no podrá formar mañana en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Arsenal. Duda hasta ayer, el capitán del Barcelona recayó de su lesión en el vasto externo de la rodilla izquierda y su esperado regreso tendrá que posponerse.

Descartado Piqué por sanción, los técnicos del Barça mantenían la esperanza de recuperar a Puyol para el eje de la defensa. Tras seis semanas de baja -se lesionó el 18 de enero-, el capitán se había reincorporado a los entrenamientos grupales y su tendinopatía parecía prácticamente superada. Pero en el ensayo del sábado, el que debía definir si Puyol podría disputar unos minutos ante el Zaragoza para rodarse, el zaguero notó unas pequeñas molestias. Los médicos decidieron no darle el alta.

"Puyol está bastante bien, pero no ha jugado por precaución", aseguró Tito Vilanova tras el encuentro ante el Zaragoza. "Aunque es duda, sigue teniendo opciones de jugar contra el Arsenal", abundó el ayudante de Guardiola. Ayer, doctores y cuerpo técnico consensuaron que Puyol echara el resto en el entrenamiento para determinar su disponibilidad para el decisivo partido de mañana. Y el capitán se derrumbó: las molestias y el grado de dolor volvía a ser el mismo que hace tres semanas, cuando inició el tratamiento conservador después de que el de factores de crecimiento no surtiera el efecto deseado.

Descartado el regreso ante el Arsenal, la meta que Puyol se había puesto entre ceja y ceja, la reaparición del capitán puede ser cuestión de unas cuantas semanas más. El comunicado médico la supedita a la evolución de la lesión. Pero, teniendo en cuenta que, si pasa ronda ante el Arsenal, el Barça no disputaría los cuartos de final hasta la primera semana de abril (el 5 o el 6), Puyol no forzará su vuelta.

Ausentes Piqué y Puyol, los dos centrales titulares, Guardiola y Tito Vilanova, tendrán que recomponer el eje de la zaga, como ya les sucedió el curso pasado, también ante el Arsenal. Entonces, en cuartos de final, sancionados Piqué y Puyol, los técnicos colocaron en el eje de la zaga a Márquez y Milito. Y el Barça, que traía un empate de la ida (2-2), se plantó en las semifinales con un contundente 4-1.

Dada la trascendencia del partido, "el más importante de la temporada hasta ahora", según los jugadores, las alternativas parecen limitadas. La más probable apunta a Busquets y Abidal como pareja de centrales y Mascherano como pivote. Abidal es incuestionable dado su estado de forma y su solvencia. Busquets cuajó un excelente partido como central ante el Valencia, igual que Mascherano ante el Zaragoza. Menos probable parece la opción de Milito y Abidal en el eje, con Busquets como pivote. Guardiola deberá decidir desde el hospital, pero el precedente invita al optimismo.