Archivo de Público
Domingo, 6 de Marzo de 2011

Las tropas de Gadafi contraatacan y los rebeldes se repliegan

E,l dictador, que invita  la ONU a inspeccionar Libia, asegura estar luchando contra el terrorismo y no entiende por qué no tiene el apoyo de la comunidad internacional

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·06/03/2011 - 09:38h

Varios soldados hacen guardia a la entrada a una refinería de la compañía Sirthe en Briga. - EFE

La contraofensiva de las tropas de Gadafi se ha vuelto más cruenta. De hecho, las fuerzas del dictador han obligado a los rebeldes a replegarse. La fuerza aérea libia ha obstaculizado el avance de la oposición hacia Sirte y ante el acoso de los bombardeos, los milicianos han optado por retirarse hasta el puerto petrolero de Ras Lanuf, a 662 kilómetros al este de Trípoli y sólo a 200 de Sirte.

Sin embargo, en las últimas horas los rebeldes se han reorganizado para poder tomar el control de la localidad natal del dictador de forma pacífica. El activista rebelde Abdel Mawla al Ubeidi dijo a la cadena Al Yazira que han mantenido negociaciones para entrar en Sirte sin combates.

Mientras tanto, las milicias rebeldes y las tropas de Gadafi mantienen los enfrentamientos con fuego de artillería y mortero en las inmediaciones de la localidad Ben Yauad, antesala de Sirte. Los rebeldes, tras su despliegue de esta mañana rebelde, han emprendido camino de nuevo hacia la ciudad, según un corresponsal de Reuters que viaja con la columna rebelde.

El Gobierno de Trípoli, desde primera hora, anunció sucesivas victorias militares en todo el país y lanzó a sus partidarios a la calle para celebrar lo que nadie ha confirmado en ninguna de las ciudades afectadas. No obstante, las tropas leales al Gobierno de Trípoli no consolidaron sus avances y los rebeldes mantienen el control de la terminal petrolera y los dos aeródromos de la localidad.

En total, las fuerzas del dictador han lanzado tres ataques

En total, las fuerzas del dictador han lanzado tres ataques; uno para contener el avance rebelde sobre Sirte; otro en Misrata, donde los combates son encarnizados; y el último en Al Zauiya, a 92 kilómetros de Trípoli. En esta última ciudad, sometida desde hace tres días a un intenso bombardeo de artillería y mortero, las columnas blindadas enviadas de refuerzo por Gadafi han sido rechazadas, aunque hoy las comunicaciones con la población son más escasas.

Sin embargo, los residentes contactados por los canales árabes aseguran que los rebeldes mantienen sus posiciones pese al alto número de bajas. En Misrata, donde los combates son aparentemente más intensos, según los testimonios recabados allí por Al Yazira. Sin embargo, los residentes de la zona han informado a Reuters de que el ataque de las fuerzas militares afines a Gadafi ya ha comenzado a la entrada de la ciudad, que está siendo bombardeada con fuego de artillería y rodeada por tanques.

Gadafi reclama ayuda

El dictador libio Muamar Gadafi, ha afirmado que su Gobierno está combatiendo contra el terrorismo islámico en Libia y ha lamentado el poco apoyo que está obteniendo su país por parte de la comunidad internacional. "Es o yo o Al Qaeda", ha afirmado en una entrevista concedida al diario francés Journal du Dimanche.

Gadafi, que afirma estar sorprendido de que nadie entienda que está "luchando contra el terrorismo", ha asegurado que quiere que un equipo de investigación de la ONU o de la Unión Africana se desplace a Libia. "Vamos a permitir que la comisión vaya a investigar sobre el terreno sin poner ningún obstáculo", ha señalado en este sentido. Asimismo, reclamó la ayuda de los países occidentales en la lucha contra el terrorismo:  "Nuestros servicios de seguridad cooperan. Os hemos ayudado (a Occidente) mucho en los últimos años. ¿Por qué cuando estamos en lucha contra el terrorismo en Libia no nos ayuda nadie a cambio?", se ha preguntado.

Gadafi asegura que Francia tiene grandes intereses en Libia 

Una vez más, Gadafi ha vuelto a su discurso combativo en el que acusa de los jóvenes de tomar drogas. "Los niños no saben nada de Al Qaeda o de la ideología de esta organización, pero miembros de estas células les han dado pastillas alucinógenas. Hoy en día, estos jóvenes han cogido gusto a estas pastillas y creen que las armas son una especie de fuegos artificiales", ha asegurado en la entrevista.

En cuanto a los intereses internacionales, el líder libio ha apuntado que Francia tiene "grandes intereses" en Libia. "Hemos trabajado con (el presidente de Francia, Nicolás) Sarkozy en varios casos, en diferentes causas. Francia debería haber sido la primera en enviar una comisión de investigación", ha declarado.

"Espero que (Francia) cambie su actitud hacia nosotros y que rápidamente se ponga a la cabeza de la investigación, que bloquee la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y haga que se detenga la intervención extranjera en región de Bengasi", ha expresado.

Sin crisis de Gobierno

Gadafi ha señalado que la caída de su régimen provocaría un problema migratorio a Europa. "Miles de personas invadirán Europa desde Libia y no habrá nadie para detenerlos", ha aseverado.

"Miles de personas invadirán Europa desde Libia"

Sobre las denuncias de uso excesivo de la fuerza para reprimir las manifestaciones que se produjeron por todo el país, Gadafi niega la mayor asegurando que nunca ha disparado a su pueblo y se escuda en la violencia utilizada por el régimen argelino o israelí para reprimir el extremismo islámico. Además, ha agregado que en Afganistán o Irak, donde tropas estadounidenses y de la OTAN están desplegadas, "también los militares disparan regularmente sobre civiles". "Aquí, en Libia, no se ha disparado a nadie", ha apostillado.

Por último, ha criticado la congelación de los activos libios impuesta por Naciones Unidas. "Propuse a todo el mundo el desafío de que probaran que un sólo dinar es mío. Esta congelación de activos es un acto de piratería contra el dinero del Estado libio. Quieren robar dinero el Estado libio y mienten y dicen que es mi dinero", ha dicho. "Una vez más, hay una investigación para mostrar quién es dueño de ese dinero. Yo estoy tranquilo. No tengo más que mi jaima", ha remachado.