Archivo de Público
Sábado, 5 de Marzo de 2011

Messina: "Si me voy es porque quiero ayudar a unir"

El ya ex entrenador del Real Madrid de baloncesto, tras anunciar ayer su dimisión, se ha despedido del club en una rueda de prensa en el Bernabéu

PÚBLICO.ES/EP ·05/03/2011 - 15:12h

EFE - Rueda de prensa del ex entrenador del Real Madrid de baloncesto, Ettore Messina, tras presentar su dimisión.

Ettore Messina, ya en calidad de ex técnico del Real Madrid de baloncesto, ha ofrecido hoy en el Santiago Bernabéu una rueda de prensa en la que se ha despedido del club madridista y donde ha explicado los motivos de su dimisión, anunciada ayer tras la derrota del conjunto blanco ante el Montespachi de Siena. 

Con el rostro muy serio, Messina ha confirmado con esta aparición su adiós como entrenador del equipo y ha querido resaltar que si se va es por ayudar a unirlo. 

En este acto no han faltado palabras emotivas y de agradecimiento al club blanco: "Ha sido un año y medio con muchas experiencias importantes en una entidad tan interesante como el Real Madrid. Quiero agradecer la colaboración de mis ayudantes". Además, Messina ha manifestado sus mejores augurios para los que hasta el momento han sido sus jugadores y su afición: "Le deseo los éxitos del equipo. Gracias a los aficionados que me han apoyado y mi respeto a los que me han criticado. Deseo lo mejor para el equipo y para esta temporada donde todo está abierto".

La decisión sólo pretende "ayudar a conseguir la unión del equipo"

El discurso de despedida del técnico italiano ha continuado haciendo alusión a los motivos de su marcha, destacando en primer lugar que no culpa a la plantilla merengue de ésta, si no que su decisión solamente pretende "ayudar a conseguir una unión dentro y fuera de la pista".

Messina también ha reconocido que el nivel de división, no dentro sino fuera, había alcanzado un nivel peligroso para el club que les ha hecho vivir un año y medio difícil. "Estamos a punto de poder conseguir un éxito muy importante y mejor dejar las cosas cuando están bien", espetó.

No quiso hacer balance de su etapa al frente del equipo

El italiano explicó que la dura decisión se fraguó durante y después del partido contra el equipo de Siena, pero que no fue algo tan espontáneo ya que llevaba unos diez días meditando su decisión, admitiendo que es la primera vez que le ocurre algo así en su vida. 

Por otra parte, no quiso entrar en valoraciones personales sobre la etapa vivida al frente del equipo blanco,  especificando que esta labor la realizará "en los próximos días. Messina quiere pensar, meditar sobre los errores que ha podido cometer y entonces hablar: "He cometido errores como todos y esto ha generado algunas cosas que no ha ayudado. Voy a tener tiempo para pensar y quiero pensar", comentó.

Orgulloso de su plantilla

En referencia a la cuestionada relación con la plantilla merengue, Messina quiso dejar claro que no existía ningún problema al respecto. "Estoy muy contento con cómo trabaja la plantilla. Es importante saber competir cada partido en un mundo donde solo se sabe ganar. He intentado proteger al equipo y quitarle la obligación de ganar a un equipo muy joven. He tenido una buena relación con ellos", apuntó.

"Al equipo le falta madurez"

En esa línea, Messina dejó entrever que la obligación por alcanzar ha dejado al equipo "quizás mentalmente agotado". "El equipo me ha reconocido que se ha desenchufado. Le falta madurez al equipo. Siempre esperas que el equipo de un pasito más. Le falta cohesión y sentido de unidad que es fundamental. Tiene potencial y tiene que dar este salto. Espero que el equipo esté en la Final Four", agregó.

En cuanto al nivel de exigencia que el técnico italiano ha sufrido al frente del conjunto blanco, Messina fue contundente. "Hay expectativas que para mí son un poco difícil de convertir. No quiero hacer heroísmo porque he dejado aquí un contrato de año y medio y la posibilidad de una Final Four. Si hago esto es porque quiero ayudar a unir", zanjó.

Por otro lado, en referencia al ambiente que rodeaba al equipo, Messina también fue claro. "Todo es muy difícil para quien entrena y para quien juega si cada día ves que tu entrenador está cuestionado. Es difícil para un jugador jugar en casa por si la gente no reacciona bien. Ahora es el momento clave, donde de la batalla se va a la guerra. Hay que cerrar filas y ayudarse todos", espetó.

"Estamos todos en el mismo barco. Me voy para dar un pasito atrás"

Messina dejó claro que su decisión "puede ayudar". "Quizás por mi pasado he generado muchos conflictos verbales, quizás esto pueda ayudar. Quizás un día puedo volver un día a entrenar a este gran club. Quizás he tenido la ilusión de un niño de poder cambiar algo. Soy uno más ahora, estoy en el grupo", en referencia al resto de técnicos madridistas que han abandonado el club en los últimos años.

"Estamos todos en el mismo barco. Me voy para dar un pasito atrás"

En cuanto al nombramiento de su ayudante, Emmanuele Molin, como nuevo entrenador, el transalpino no escatimó en elogios. "Es un excelente profesional y está capacitado en este momento. Es sobre todo un amigo antes que un entrenador. Estoy contento porque si el club considera que el equipo siga esta línea técnica, estoy encantado. Quizás se llegue al éxito y pueda sentirlo un poquito mío", se sinceró el italiano.

Por último, Messina dejó un mensaje de unión a su salida del Real Madrid. "Estamos todos en el mismo barco. Me voy para dar un pasito atrás", concluyó en una rueda de prensa donde sus últimas palabras fueron para confirmar que no existe "nada de nada" en la presión que haya podido ejercer la plantilla para su dimisión.